lunes, 13 de julio de 2009

Bulgaria suspende dos grandes proyectos energéticos con Rusia

RIA NOVOSTI

Bulgaria suspende dos importantes obras energéticas que iba a implementar conjuntamente con Rusia: la construcción de una planta de energía nuclear en Belene, cerca de la frontera búlgaro-rumana, y el tendido del gasoducto South Stream en el fondo del Mar Negro, escribe este lunes el diario ruso Vedomosti.

El futuro primer ministro de Bulgaria y hasta ahora alcalde de Sofía, Boiko Borisov, insiste en establecer una moratoria sobre los grandes proyectos energéticos acordados por el anterior Gabinete para examinar a fondo todos los detalles financieros.

El partido de Borisov, Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB, del centroderecha), se proclamó ganador en las recientes elecciones parlamentarias al lograr un 40% de los votos, frente a un 18% del Partido Socialista encabezado por el actual primer ministro Serguei Stanishev.

En una carta dirigida al actual ministro de Economía, Borisov, quien asumirá esta semana la jefatura del Gobierno, señala que la cúpula de su partido recibe "señales alarmantes" sobre la actuación de algunas empresas públicas que supuestamente desatienden los intereses nacionales ni toman en cuenta las consecuencias de la crisis económica global. El futuro jefe del Gabinete recomienda esperar con la firma de nuevos acuerdos financieros, así como suspender las negociaciones sobre Belene y South Stream.

Al mismo tiempo, la carta no hace referencia a otros dos proyectos energéticos de gran envergadura: la construcción del oleoducto Burgas-Alexandroupolis (conjuntamente con Rusia y Grecia) y el gasoducto internacional Nabucco que conectaría la región del mar Caspio con Europa, vía Turquía. Según las previsiones, Bulgaria firmará este lunes un acuerdo oficial sobre su participación en Nabucco.

Expertos rusos dudan de que el nuevo Gabinete búlgaro renuncie del todo a las obras de Belene y South Stream pero reconocen que va a tardar algún tiempo en renegociar con Moscú todos los detalles.

Dmitri Peskov, portavoz del primer ministro ruso Vladímir Putin, manifestó en este contexto la confianza de que "habrá continuidad en el Gobierno de Bulgaria" y que "se cumplirán a pleno todos los acuerdos logrados hasta la fecha".

El gasoducto South Stream, cuya capacidad alcanzará 63 mil millones de metros cúbicos al año, debe hacerse operativo en 2015. Para sacar adelante este proyecto aún es necesario firmar un acuerdo con Austria o Eslovenia.

Las obras en la central nuclear de Belene se iniciaron en 1984, fueron suspendidas tras la desintegración de la URSS y se reanudaron en 2005. La planta tendrá una potencia de dos gigavatios y debe ponerse en marcha en 2013 o 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.