lunes, 13 de julio de 2009

CIAP-FELAP: Golpistas de Honduras liquidan la libertad de expresión

Desde el 28 de junio pasado, día en que se perpetró el golpe de Estado en Honduras, ha sido eliminada la libertad de expresión y muchos periodistas han sido perseguidos con detención, amenazas y los extranjeros expulsados del país, según registro de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas adscrita a la Federación Latinoamericana de Periodistas (CIAP-FELAP). La retención de informadores de la agencia Telesur y de Venezolana de Televisión (VTV) es sólo el último episodio de tal situación.

Pedro Quesada, productor de Venezolana de Televisión (VTV) dijo en Tegucigalpa que Eduardo Silvera, enviado especial de la estación y Madeleine García, de Telesur, fueron apresados en una comisaría policial donde les dijeron “Váyanse de aquí. No tienen nada que hacer en este país”. Calificó la situación como una clara violación de los derechos humanos. El amedrentamiento hacia los profesionales ocurrió el domingo 12 de julio, fecha en que fue asesinado un dirigente político, Roger Bados, en San Pedro de Sula.

Thelma Mejía, de la agencia IPS, en despacho del 6 de julio caracteriza así el problema: “Censura, autocensura, amenazas a periodistas y la clausura y militarización de medios de Comunicación están a la orden del día en Honduras tras casi una semana del golpe de Estado”. Agrega datos: “El Canal 36 de propiedad del periodista Esdras Armando López y con su línea editorial favorable a las políticas de Zelaya, permanece ocupado por una fuerza militar y fuera del aire. El periodista Eduardo Maldonado, conductor de estaciones informativos en ese canal, optó por refugiarse en la embajada de Washington en Tegucigalpa por temor a represalias”.

CIAP-FELAP exhorta a las organizaciones de periodistas a la denuncia y la solidaridad en el caso hondureño.

Hernán Uribe y Ernesto Carmona, presidente y secretario ejecutivo de CIAP-FELAP

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.