lunes, 27 de julio de 2009

Disputarán dos aspirantes la presidencia de Uruguay

Gerardo Laborde (XINHUA)

La campaña para los comicios de octubre en Uruguay, cuando se elija al sucesor del presidente Tabaré Vázquez, muestra a dos candidatos con perfiles opuestos entre la izquierda gobernante y la oposición.

Los comicios primarios del 28 de junio dejaron en la carrera las candidaturas con mayores resistencias para el electorado indeciso de centro, por un lado al ex líder guerrillero José Mujica y por el otro al ex presidente Luis Alberto Lacalle.

Mujica, de la coalición oficialista Frente Amplio (FA), a los 74 años de edad cautiva con su carisma y humildad.

Del otro lado está Lacalle (quien gobernó Uruguay de 1990 a 1995) por el Partido Nacional (PN), y quien a los 67 se mantiene asociado a las políticas neoliberales que tuvieron su máximo auge en la pasada década de los 90.

Luego de las primarias, ambos partidos cerraron las fórmulas presidenciales integrando a los perdedores como candidatos a vicepresidente, en una búsqueda de unidad interna.

El senador del PN, Gustavo Penadés, dijo que su sector incitará a debatir ideas con el FA y a mostrar "las contradicciones permanentes" de la coalición y descartó hablar del pasado guerrillero de Mujica.

Penadés dijo que buscará exhibir la "poca seguridad que despierta en la opinión pública" la fórmula encabezada por Mujica, y que tiene al ex ministro de Economía, Danilo Astori, como candidato a vicepresidente.

En tanto, el FA apelará a "comparar la gestión de Lacalle" con el actual gobierno de izquierda (2005-2010), según anticipó el secretario general del Partido Socialista, integrante de la coalición, Eduardo Fernández.

"Vamos a poner en el debate la política económica nuestra y la de Lacalle para demostrar que la concepción que tuvo y tiene es la neoliberal", explicó.

Para el politólogo Luis Eduardo González, de la consultora Cifra, Lacalle sumó a sus virtudes de "experiencia y capacidad de mando" un "poco de sabiduría y humildad".

También señaló que "la gente no ve a Mujica como un incendiario, como un guerrillero cruento, "sino como "un veterano que tuvo una juventud tormentosa" pero para el cual "pasaron 40 años".

El propio Lacalle insistió en que hará una campaña de "propuesta al futuro e integradora" frente a la campaña de la izquierda que, según dijo, "fomenta divisiones, azuza y demoniza al otro".

Por su parte, Mujica dijo que las políticas neoliberales adoptadas en la administración de Lacalle implican una "lesión sangrante de la historia del pueblo uruguayo que no deben de repetirse".

De acuerdo al último sondeo difundido, de la consultora Interconsult, el FA bajó su intención de voto al 42 por ciento, seguido por el PN, con el 36 por ciento.

No obstante, si el FA no alcanza la mitad más uno de los votos habrá segunda vuelta y el PN seguramente se unirá con el Partido Colorado (PC), con el 10 por ciento.

El director de Interconsult, Juan Carlos Doyenart, recordó que "desde un año atrás la oposición sumada supera al FA,ventaja que mantiene un sostenido crecimiento en este año".

"Más de tres meses de campaña pueden cambiar muchas cosas" pero la oposición comienza "bien esta carrera, al menos alejando al FA de la posibilidad de ganar en primera vuelta", apuntó.

Para González, de Cifra, el FA tendrá en octubre entre cuatro y cinco puntos porcentuales menos que en las elecciones de 2004,cuando ganó con el 50,4 por ciento, por lo tanto "habrá balotaje".

En ese sentido coincidió Doyenart afirmando que "el FA seguirá siendo la primera fuerza política, pero su posibilidad de ganar en primera vuelta se hace bastante difícil".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.