viernes, 10 de julio de 2009

El gobierno quiere el “punto final” para AMIA y Macri nombró al encubridor Palacios: Acto contra la impunidad y el encubrimiento

APEMIA

Al cumplirse el 15º aniversario del atentado a la AMIA, la Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA) junto a organizaciones políticas, sociales, estudiantiles y de derechos humanos, denunciamos la voluntad política del gobierno nacional para cerrar el tema AMIA, buscando así poner “punto final” a la tantas veces prometida intención de investigar las responsabilidades criminales y/o encubridoras del Estado nacional, sus funcionarios y cómplices.

En vísperas de este nuevo aniversario resulta contundente el abandono de la persecución de los criminales y/o encubridores. No hay ni presos, ni sospechosos, ni procesados, ni aquí ni en el exterior, por el crimen de terrorismo de Estado más brutal que se recuerde durante la democracia. A este resultado concreto se llegó después de tantos años de haber puesto la supuesta investigación del atentado al servicio de los intereses de Estados Unidos, Europa e Israel.

Por eso siguen la impunidad y el encubrimiento.

El gobierno de los Kirchner -que alguna vez prometió terminar con la ‘vergüenza nacional’ de maniobras jurídicas, encubrimiento estatal y la impunidad- está liquidando cualquier posibilidad de investigación y de juicio y castigo a los culpables. Recientemente, puso en marcha una operación política de alcance internacional planificada en las oficinas del gobierno y de la embajada argentina en Washington presentando la causa AMIA como si fuera un instrumento jurídico importante de los Estados Unidos en su lucha contra los ‘Estados terroristas’ y contra su penetración política y económica en América latina.

¡Nada que ver con el esclarecimiento del crimen ni con el castigo a los culpables!.

El fiscal Nisman -articulador de esta maniobra-sostuvo en sus dictámenes y ante funcionarios nacionales y extranjeros, que la causa AMIA ya está esclarecida, llegando al extremo de afirmar que no existe impunidad en este crimen del terrorismo de Estado.

Sus dichos corrigen a los de la Corte Suprema que reconoció hace apenas un mes, que buscaba “que la respuesta de la Justicia no fuera la impunidad".

Sin acusados, juicios ni castigos, quieren hacernos creer que el Estado habría superado la impunidad que el mismo Estado organizó y reconoció por Decreto.

Mientras los gobiernos de Obama y Netanyahu felicitan a Cristina Kirchner por los supuestos “avances” obtenidos, exculpan al Estado que reconoció ¡hace 4 años! su responsabilidad en el encubrimiento de los criminales. A este resultado se llega con el apoyo recibido de las principales organizaciones de la comunidad judía norteamericana, de la dirección de DAIA/AMIA y de todo el arco político que posa de opositor.

Para sellar esta sociedad política y este pacto de impunidad en la masacre de nuestros familiares y amigos, viene el canciller de Israel. Lieberman, símbolo internacional de la opresión y negación de los derechos palestinos llega con el declarado propósito de exculpar al Estado nacional de sus responsabilidades en el crimen de la calle Pasteur.

La voluntad de cerrar el “tema AMIA” no es un hecho aislado de la política de “derechos humanos” del gobierno nacional. También Macri hace su aporte con la designación del repudiado ex comisario Palacios como jefe de la policía metropolitana. Después de la desaparición de J.J. López, limitan los juicios a los represores de la dictadura a un reducido grupo de genocidas e impiden a las organizaciones de las víctimas ser querellantes en estas causas. Garantizan la impunidad para los responsables políticos de las masacres del Puente Pueyrredón, de Río Tercero, de los pibes en Cromañón, del gatillo fácil y de la reciente desaparición de Luciano Arruga. Así preparan el escenario para organizar los festejos del bicentenario en un marco de olvido para los grandes crímenes de Estado.

La lucha contra la impunidad y el encubrimiento es una tarea que no puede quedar en manos del gobierno ni de políticos opositores que se niegan a denunciar el papel criminal y encubridor del Estado argentino y sus servicios de inteligencia en el crimen antisemita más grave que se cometiera en nuestro país, mientras quieren castigar expresiones de repudio a las políticas terroristas del Estado de Israel como si se tratara de antisemitismo.

Exigimos la apertura de los archivos secretos del Estado y su entrega a una Comisión Investigadora Independiente del Estado, para dar con los verdaderos culpables.

Convocamos a toda la sociedad a participar el próximo viernes 17 de julio a las 18 hs., en la esquina de Pasteur y Corrientes, del único ACTO independiente del Estado, para denunciar el pacto de impunidad del gobierno con sus socios locales e internacionales y mantener nuestra exigencia de verdad, juicio y castigo para los asesinos y encubridores de esta masacre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.