miércoles, 22 de julio de 2009

Está procesada por denuncias de funcionarios provinciales: La docente famatinense que enfrenta a la Barrick Gold

Alejandro Jasinski (INFOSUR)

Tras una golpiza sufrida el pasado 14 de abril a manos de funcionarios riojanos, la docente famatinense fue llamada a indagatoria y quedó detenida. Logró la excarcelación, pero sigue procesada. Su compañera Marcela Crabbe puede seguir el mismo curso. Carina llegó a Buenos Aires gracias al permiso del juez Alfredo Ramos. El domingo pasado contó el episodio de la golpiza, su situación judicial y la lucha de los autoconvocados de Famatina contra la minería “a cielo abierto” con cianuro.

Peña Negra, La Rioja, 2.000 metros de altura. De fondo, el imponente nevado cordillerano. Funcionarios del gobierno provincial intentan atravesar la valla que una maestra y una comerciante del pueblo de Famatina custodian. Los funcionarios se bajan de las camionetas y arrastran violentamente a la docente. Lo hacen una y otra vez porque Carina Díaz Moreno se repone e insiste. Finalmente, la sostienen entre dos en el aire para que pase la camioneta. Insultos, empujones, tironeos, todo registrado en Youtube, fue el comienzo de una jornada que terminó en una pueblada encabezada por el párroco del lugar y los funcionarios refugiados en la cárcel del pueblo.

¿Cómo es tu situación judicial?

Estoy siendo imputada por el artículo 194 del Código Procesal Penal, por interrumpir el paso al transporte público. La golpiza fue el 14 de abril y dos días después ya prohibieron salir de la zona de jurisdicción. El 26 de junio me presenté. El juez me leyó la orden de detención y me llevaron a la comisaría. A las horas salió la excarcelación a pedido de mi abogado. Marcela fue citada a la semana siguiente pero la presión mediática que logramos fue enorme y suspendieron la indagatoria.

¿Y las denuncias que ustedes radicaron?

Denunciamos amenazas, agresiones, abusos de poder, pero jamás han salido a la luz, están cajoneadas en el escritorio de algún fiscal o juez de la zona.

¿Qué fue exactamente lo que sucedió?

Está todo registrado. Vinieron tres camionetas de la secretaria de Minería y de Ambiente de la provincia de La Rioja. Estaba el director de Minería, Eduardo Romero, y el escribano Luis Parco. Nos insultaron e hicieron gestos obscenos. El escribano me levantó de un brazo y una pierna, me tiró al costado de una ruta y me pegó en el piso. A Marcela también la golpearon. De inmediato bajaron a denunciarnos a la comisaría de Famatina. Los vecinos comenzaron a avisarse por mensajitos y hasta sonaron las campanas de la Iglesia. Se juntaron más de 800 personas (en un pueblo de apenas más de 6 mil). Se creó una verdadera pueblada. Era tan loca la situación que los productores de la zona llevaban con sus camionetas cajones de tomates y los comerciantes dejaban cartones de huevo y bombas de estruendo en la calle para que la gente tirara. Los funcionarios recién salieron a las 3 de la mañana, por mediación del párroco y con móviles policiales llegados desde Chilecito.

¿Desde cuando mantienen ustedes la barrera en Peña Negra?

Comenzamos el corte en el camino que lleva al distrito minero el 8 de marzo de 2007. Es selectivo porque pueden pasar todos menos la gente de la Barrick Gold, los funcionarios de Minería y de la CNEA.

¿Cómo nació el corte?

Comenzamos con asambleas en mayo de 2006. Una amiga participó de unos cursos para formar ayudantes de geólogos en una escuela de la zona. Molestó tanto que le dijeron directamente que no vayan más porque estaba “avivando a la gente”. Empezamos a investigar y cuando me enteré de qué se trataba me dio el ataque. Teníamos una bomba de tiempo en las manos.

¿Y qué hicieron con esa “bomba de tiempo”?

Empezamos a convocarnos. El entonces intendente Lidoro Leiva no quería que fuera gente de la municipalidad, pero le llevamos toda la información y desde ese momento comenzó a colaborar.

En un principio se logró la prohibición de la minería contaminante en La Rioja.

Por impulso del entonces vicegobernador Beder Herrera (actual gobernador), salieron los decretos 8.137 que prohibía la explotación minera “a cielo abierto” con cianuro, la 8.138 que convocaba a consulta popular y la 8.139 que formaba una comisión investigadora en Diputados. Cuando destituyeron al gobernador Massa, Beder Herrera convocó a elecciones. Levantó las banderas del medioambiente y hasta se sacó fotos con nuestros carteles. A los dos días de ganar, fue a la cámara provincial de empresarios mineros, anunció que esas leyes no tenían vigencia y los invitó a explotar los cerros riojanos.

¿Qué saben sobre la explotación “a cielo abierto”?

Con este método dinamitan la montaña, muelen el cerro y lo apilan en unas piletas de lixiviación de hasta 14 kilómetros cuadrados, con nuestra agua y cianuro o ácido sulfúrico. En el caso de La Alumbrera, ya se han abierto y llegan a las napas freáticas. Pensemos que los glaciares del cordón del Famatina abastecen de agua a gran parte de la provincia de La Rioja, de San Luís, Córdoba y Santa Fe.

¿La explotación tiene consenso en la zona?

Deberían preguntarle a la gente de mi pueblo qué pasó el 14 de abril de este año y a los funcionarios de Minería si tienen ganas de volver. Pero las mineras compran voluntades y para que entren tiene que haber funcionarios que nos entreguen.

¿Qué buscan las Asambleas Ciudadanas?

Nosotros somos Autoconvocados de Famatina. Formamos parte de las Asambleas Ciudadanas Riojanas y a su vez de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC). Luchamos por una causa que está muy por encima de cualquier partido político: defendemos la fuente de agua y el futuro de nuestros hijos.

Ocho legislaturas provinciales prohibieron la minería, aunque La Rioja se echó atrás, ¿piensan en una prohibición a nivel nacional?

Queremos frenar las explotaciones existentes y que se vayan las multinacionales. Somos pueblos agrícolas, con altísimas calidades en vinos, nueces, peras, manzanas, tomates, duraznos, hortalizas, y queremos seguir viviendo de esa forma y fomentar el turismo. Exigimos la restitución de la ley de protección de los glaciares y que se anulen las leyes mineras que permiten el saqueo y la contaminación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.