miércoles, 22 de julio de 2009

Honduras: Dice el líder campesino Rafael Alegría que no hubo negociación en Costa Rica

En Costa Rica nunca existió la negociación, sólo hubo un aparente diálogo para resolver la crisis política en Honduras tras el golpe de Estado, declaró hoy el líder de los campesinos Rafael Alegría.

En un entrevista, el líder del sector campesino señaló que la comisión del gobierno interino de Roberto Micheletti "se resistieron desde el principio a reestablecer el régimen político de Zelaya y ahí terminó el aparente diálogo".

Al encabezar una marcha en la colonia Kennedy, la más poblada de Tegucigalpa, Alegría, quien formó parte de la comisión del presidente depuesto Manuel Zelaya en San José, dijo que la resistencia contra el golpe de Estado continúa a la expectativa del retorno de Zelaya.

El mandatario derrocado anunció el martes que regresará a Honduras el jueves cuando se venza el plazo de 72 horas que propuso el presidente costarricense Oscar Arias, mediador de los diálogos entre Zelaya y Micheletti, para encontrar otra alternativa a la crisis política.

"Mientras tanto sigue la lucha del pueblo, continúa la resistencia popular yo creo que en definitiva venga o no venga el presidente, el pueblo va a generar cambios, quiere cambios y la lucha popular será fuerte", afirmó Alegría.

Sobre el posible "derramamiento de sangre" que prevé la opinión pública con el retorno de Zelaya ante la oposición del gobierno interino, Alegría expuso que se encuentran en la "tercera fase" de la crisis.

"La actitud de los golpistas, al pronunciarse ayer (lunes) indeclinables ante un posible regreso del presidente (Zelaya), sin duda ha violentado el ambiente, entonces conforme vaya pasando el tiempo podría haber confrontaciones", indicó.

Alegría, uno de los hombres cercanos a Zelaya, reiteró que no responderán ninguna agresión porque su movimiento popular es "pacífico", pero que en una confrontación podría haber situaciones que lamentar, aunque no se las quiere.

Ayer martes, se informó desde Costa Rica de que el Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, busca ayuda diplomática de todos los países del continente para que el depuesto presidente hondureño vuelva al poder, antes de que se intensifique el conflicto en la nación centroamericana.

Zelaya busca regresar a Honduras esta semana pese a las amenazas del mandatario interino, Roberto Micheletti, de juzgarlo por violaciones a la Constitución, al intentar realizar una consulta popular para promover la reelección.

Desde la expulsión de Zelaya quien debería cumplir su mandato hasta el 27 de enero de 2010, la comunidad internacional liderada por la Organización de las Naciones Unidas ha exigido el retorno del presidente depuesto, pero las declaraciones de Micheletti reafirman que eso "no es negociable".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.