martes, 28 de julio de 2009

Los pobladores de la zona fronteriza en Honduras ya no soportan el estado de sitio

Pobladores de la zona fronteriza con Nicaragua pidieron un cese al toque de queda impuesto desde el viernes y exigieron el paso de productos para abastecer los mercados de la región.

Desde el viernes, cuando el derrocado presidente Manuel Zelaya intentó ingresar a Honduras por segunda ocasión por la frontera con Nicaragua, el gobierno de facto militarizó la zona e impuso un toque de queda de 12 horas, desde las 18:00 hasta las 6:00 horas locales.

También se instalaron unos 20 retenes militares en la carretera desde Tegucigalpa a la frontera con Nicaragua en el sector de Las Manos, 125 kilómetros al este de la capital, que impiden el paso de autos, personas y mercaderías.

En comunicación con radioemisoras locales, los pobladores de El Paraíso, 110 kilómetros al este de Tegucigalpa, exigieron que el toque de queda se termine porque no tienen alimentos.

"El paso está bloqueado al ingreso de mercaderías y eso no es posible; no podemos comprar mantequilla y otros alimentos en los mercados", dijo una señora en comunicación con la emisora capitalina "Radio América".

Miles de seguidores de Zelaya que se apostaron en la frontera con Nicaragua no han recibido alimentos ni medicinas, y muchos han retornado a sus lugares de origen.

Además, la alcaldesa de la comunidad de Danlí, la principal ciudad de El Paraíso, Luz Oliva, envió una carta al presidente de facto Roberto Micheletti y le pidió resolver la crisis política que abate Honduras.

La alcaldesa detalló las pérdidas económicas que enfrenta esa región oriental a causa del toque de queda y los retenes militares.

El viernes, Zelaya intentó ingresar a Honduras por segunda ocasión por la frontera con Nicaragua, pero apenas pisó suelo hondureño retornó a Nicaragua, obligado por militares que resguardaban los límites.

El 5 de julio, Zelaya hizo su primer intento en un avión de Venezuela a través del aeropuerto Toncontín, pero la pista fue bloqueada por carros militares.

Zelaya fue depuesto del poder la madrugada del 28 de junio por militares que luego lo sacaron del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.