martes, 28 de julio de 2009

Medvédev dice que Rusia invertirá en supercomputadoras

RIA NOVOSTI

El presidente ruso Dmitri Medvédev aseguró hoy que su país va a financiar obligatoriamente el desarrollo de supercomputadoras.

"Invertiremos sin falta en la producción de supercomputadoras, no hay otro remedio", subrayó Medvédev al intervenir este martes en una reunión del Consejo nacional de seguridad.

El mandatario ruso admitió que "la cuestión más importante es hasta qué grado se usarán" estas máquinas pero dijo que es preciso fomentar su demanda, "no porque estén de moda sino porque es la única manera de crear productos competitivos".

Buena parte de los funcionarios rusos, dijo, piensan que las supercomputadoras son "algo exótico, como la maquinaria se desarrollaba (en la URSS) durante los años 20 (del siglo pasado) para alcanzar y superar a EEUU".

La aplicación de supercomputadoras podría abaratar los costes y mejorar radicalmente la calidad en la industria aeroespacial, minería, desarrollo de nuevos materiales y medicamentos, resaltó el presidente tras reconocer que la gran mayoría de equipos en Rusia se diseñan "sobre papel Whatman, a lo antiguo".

Medvédev señaló la necesidad de definir las áreas prioritarias para el uso de superordenadores y tecnologías grid, o sea, sistemas de computación distribuidos, en beneficio de la seguridad y el desarrollo socioeconómico de Rusia, mejorar el nivel de los componentes electrónicos que se producen en el país, así como crear en plano legislativo y educacional las condiciones favorables para el avance de este sector.

Las supercomputadoras son capaces de procesar los datos a una velocidad de miles de millones de FLOPS, acrónimo en inglés de operaciones de punto flotante por segundo. El superordenador más rápido del planeta, IBM Roadrunner, instalado en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en EEUU, tiene el rendimiento de 1.460 teraFLOPS (1012 FLOPS). La más poderosa supercomputadora rusa, MBC-100K, rinde 95,04 teraFLOPS, lo que la sitúa en el 54º lugar del mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.