lunes, 6 de julio de 2009

México: Carta a Lucía, nuestra compañera de lucha internacionalista

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Las personas como tú, con conciencia enraizada de la realidad y convicciones profundas, son perseguidas con saña por los asesinos del pueblo, por todos aquellos políticos y empresarios que quieren que el pueblo trabaje como esclavo, que produzca riquezas para la clase dominante, pero que no piense.

Te persiguen no solo porque eres universitaria, sino también porque eres distinguida en tus estudios y tus convicciones. ¿Qué entienden los gobiernos imbéciles acerca de investigación social, de equipos de trabajo, de labor comunitaria, si ellos son producto del autoritarismo, del arribismo y la permanente búsqueda de mayor poder?

2. Yo no te conozco personalmente, como tampoco la mayoría de nuestro pueblo; pero sí sabemos de tu valía académica y política como estudiante universitaria. Tus padres deben sentirse dignos por tener una hija tan valiosa como tú. ¿De que servirían las universidades si sus estudiantes y egresados –después de gozar del presupuesto público que con su trabajo el pueblo hacen posible- sólo se ponen al servicio incondicional de quien les paga importándoles un carajo la situación de opresión que vive nuestro pueblo? Tú Lucía has caminado más rápido que muchos de nosotros porque tienes el privilegio de ver más profundo y eres mucho más fiel a tus convicciones.

3. Te ha tocado vivir nueve años del gobierno derechista más intransigente. Un gobierno que en nombre de la “democracia”, la “patria ordenada” y la religión católica han llevado al país al más gigantesco desempleo, improductividad y miseria. Los priístas, que creímos que era el escalón más bajo de la corrupción y que no podría haber mayor podredumbre que ellos, resultaron pequeños ante estos años de panismo. ¿Qué podrán entender de justicia social, de equidad, de colectividades estos personeros de la política educados en colegios privados y clericales? Ni modo Lucía, las luchas tienen que ser más intensas pero sin olvidar que este es un régimen policiaco.

4. Si Calderón, el presidente espurio y proyanqui apoya tu extradición por el gobierno asesino de Colombia; si la INTERPOL actúa abiertamente en México sin que nadie le haga nada; sin la socialdemocracia mexicana está entretenido en asuntos electorales y el llamado voto nulo; si la izquierda real no tiene capacidad para movilizarse o por lo menos resguardarte; si estás segura –como también nosotros- de que te juzgarán asesinos en Colombia, ¿qué camino te han dejado o hacia donde te están empujando? Yo sólo veo la selva de Guerrero, Oaxaca, Chiapas donde tendrás que aguantar mucho porque el pueblo no se levanta. Por eso, como han dicho algunos rebeldes: “Prefiero que nos gobiernen las putas porque sus hijos han desgobernado”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.