viernes, 10 de julio de 2009

México: Lo más grave

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Ya estamos enterados de que familiares, muchos de ellos cercanísimos, de los ex presidentes, Vicente Fox Quesada y Ernesto Zedillo Ponce de León, de la mujer del primero, Marta Sahagún y del propio presidente, Felipe Calderón Hinojosa y de su esposa, Margarita Zavala Gómez del Campo son beneficiarios plus de las guarderías subrogadas del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS. Y no es lo más grave.

Ya estamos enterados de que políticos integrantes de los cuatro principales partidos políticos: Acción Nacional, PAN; del Revolucionario Institucional, PRI; del de la Revolución Democrática, PRD, y Verde Ecologista, PVEM, y sus parientes también están en el suculento pastel. Conste que los mencionamos de acuerdo a la importancia participante. Y no es lo más grave.

Ya sabemos que cuidadosamente o amañadamente, el director general del IMSS, Daniel Karam Toumeh compareció ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión pasaditas las elecciones para que al gobierno federal y al PAN no se le fueran a complicar los comicios del 5 de julio pasado y se les complicó y de qué forma. Y no es lo más grave.

Ya sabemos que después de tres semanas, por el escándalo de los insufribles periodistas, al fin se le dio la gana a la Procuraduría General de la República, PGR, atraer las investigaciones del incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, que ya cobra 48 vidas de inocentes criaturas, cuando por ser una subrogación federal le correspondía el caso. Y no es lo más grave.

Ya sabemos que por el retraso manifiesto, los implicados y señalados como presuntos responsables del homicidio infantil múltiple, de lesiones y otros delitos, entre ellos la tía segunda de la esposa del presidente Calderón, doña Altagracia Gómez del Campo Tonella, se les concedió el tiempo suficiente para huir al extranjero. Y no es lo más grave.

Ya sabemos que la PGR recurrió a la Interpol, Policía Internacional por sus siglas en inglés, que costará una fortuna las detenciones de los ahora prófugos de la justicia, su extradición y enjuiciamiento, Y no es lo más lo más grave.

Ya sabemos, además, que poco después de que lleguen a territorio nacional con la parafernalia debida para que se diga que en el país hay justicia y sólo en las mentes calenturientas de los periodistas existe el paradigma de que México es “el paraíso de la impunidad”, los presuntos saldrán más rápido que lo que implicó su persecución porque la PGR los consignó por homicidio culposo, un delito no grave, como los adelantó el propio procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, en una desafortunada declaración que pretendió bajarle a la temperatura de la irritación social. Y no es lo más grave.

Lo más grave es la necedad del gobierno federal de marginarse de su responsabilidad constitucional, de delegar el compromiso social a que está obligado a particulares a los que sólo les interesa el lucro como ha quedado demostrado con la tragedia de la guardería ABC.

En una cuantas palabras lo dejó asentado en su comparecencia Karam Toumeh: “Habrá nuevos requisitos para la licitación de guarderías; entre ellos, la contratación de una póliza de seguro, que sólo podrá ser emitida por una empresa del ramo que compruebe las medidas de seguridad mediante verificación presencial”.

Es decir, el gobierno panista actual, no obstante la tragedia, la irritación social, sigue en sus trece, abdica a su responsabilidad, incumple el mandato constitucional y delega en particulares, en negociante, la seguridad social del pueblo de México. Esto es lo más grave.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.