viernes, 14 de agosto de 2009

Argentina, Córdoba: Vecinos piden al gobierno la expropiación de terrenos para construir 400 viviendas


Katy García (PRENSARED)

Unas 700 familias marcharon desde barrio Comercial hasta el ministerio de Desarrollo Social. Presentaron una propuesta de expropiación de tierras ocupadas. En ausencia del Ministro Massei, fueron recibidos por David Avila, Director de Hábitat quien se comprometió a darles una respuesta el jueves próximo.

En la segunda ciudad del país,cuyo paisaje varía de una semana a otra por la eclosión de los negocios immobiliarios, un grupo de vecinos que fueron estafados por una cooperativa, cuatro años atrás, pugnan por acceder a un terreno que les permita construir sus propias viviendas.

A ritmo de batucada, redoblantes y tambores, portando banderas de la Agrupación Tupac Amaru y de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), hombres, mujeres y niños de diferentes edades, incluso en cochecito, caminaron cuarenta cuadras desde barrio Comercial hasta el edificio Pablo Pizurno, sede del Ministerio de Desarrollo Social.

El motivo de la movida es bien concreto: solicitan que el gobierno les facilite el acceso a los terrenos ocupados que se encuentran al final del barrio. El propietario de las 20 hectáreas tomadas es un vecino de la zona y está de acuerdo con la expropiación.

La Guardia de Infantería, estaba apostada en la puerta de ingreso al ministerio. Cuando faltaba un trecho para que la columna llegue a destino,se contactaron con los referentes del movimiento para agilizar la reunión. Oscar Mengarelli, secretario general de la CTA, Luciano Rossi, Verónica Tissera y Sergio Costigliolo, coordinadores de la Tupac Amaru, accedieron al pedido. Pero, recién ingresaron al edificio cuyas puertas permanecían cerradas por “precaución” pasadas las 13.

“Una decisión favorable posibilitará la construcción de 400 viviendas y dará trabajo a 1500 compañeros”, explica Oscar Mengarelli quien agrega con un dejo de ironía que “nadie les dio comida, ni los trajo, vienen en un estado de conciencia plena, caminando”.

Luciano Rossi destaca que la realidad de las familias es preocupante porque están al borde del hacinamiento. “Viven cuatro familias por casa, hay un déficit habitacional. Necesitamos que se expropien esos terrenos y nosotros podemos así garantizar las viviendas y trabajo para 1500 personas, lo que no es menor”.

Verónica Tisera, referente barrial, aclara: “fuimos estafados por Ariel Rodríguez de la cooperativa Almafuerte. Averiguamos y tomamos estas tierras que son una mugre. Estoy representando a todos los que no tienen hogar y que fueron engañados después de pagar durante cuatro años. Con la Tupac tomamos las tierras y estamos unidos”.

Codo a codo

Mientras se desarrollaba la reunión con el funcionario de Hábitat, los vecinos hacían el aguante con un corte de media calzada. Era la hora del almuerzo. Milanesas, mate, medialunas, pan casero y jugo no faltaron para compartir entre compañeros.

Era el momento apropiado para el diálogo. María, Verónica, Vanesa y Paula, son las “cuatro locas” que comenzaron a pensar en la posibilidad de conseguir terrenos y edificar sus casas y superar el mal trago de la estafa. “Nunca pensé que esto se hiciera realidad”, comenta Paula mirando a la numerosa cantidad de vecinos que respondieron a la convocatoria de estas “cuatro locas”. “Más de tres años pagamos, nos estafaron y nadie hizo nada, entonces decidimos ocupar los terrenos”, le cuenta a Prensared.

La mayoría de los habitantes son trabajadores jóvenes con familias numerosas. “Por eso estamos en la lucha. Somos todos del barrio y es la primera vez que participo en esto. Con la ayuda de la Tupac seguiremos adelante porque no es fácil”, sostiene Paula. Consultada por este medio sobre su protagonismo militante en el seno del hogar desliza “mi marido está por acá-señala- detrás de mí y me apoya en todo”, comenta sonriente.

“Estamos con la Tupac luchando para que nos acepten la toma de tierras. Queremos hacer viviendas para nosotros que vivimos en lugares muy precarios”, manifiesta Darío (21). “Si, porque queremos una vida digna”, acota Ramón, que pisa los cincuenta. “Hace bastante que estamos detrás de estos terrenos que sabemos son del fisco”, comenta Beatriz. Mientras que una joven madre explica que “agarramos los terrenos, porque no tenemos donde vivir. Tengo tres hijos y vivo en casa prestada”.

“Queremos hablar con el ministro (Juan Carlos) Massei, incluso hemos intentado que se forme una mesa de diálogo”, afirma Agustina Murcia, referente de la Tucac. Además, cuenta que por asamblea se decidió que "cada terreno por familia tenga unos 10 metros de frente por 25 de largo. Luego se tendrán en cuenta los espacios verdes y de esparcimiento".

La Tupac Amaru es una organización territorial que forma parte de la CTA. “Trabajamos en 20 barrios de Córdoba, en talleres de oficios, copas de leche, y en Villa Libertador, se están construyendo las primeras 80 viviendas con el trabajo de los compañeros en el Programa de Emergencia Habitacional de la Nación”, subraya Agustina.

Pasadas las 14, concluyó la reunión. Los participantes explicaron la propuesta mientras que el funcionario les prometió realizar los estudios técnicos correspondientes. Un nuevo encuentro se realizará el próximo jueves, con la presencia del Ministro.

“Lo más importante de hoy día fue la conciencia de ustedes, porque vinieron todos. Este fue el salto más importante, no crean que las cosas se arreglan mágicamente de un día para otro. Pero, si seguimos viniendo y seguimos participando lo conseguiremos porque ningún iluminado hará las cosas por nosotros”, expresó Oscar Mengarelli.

“Vamos a seguir viniendo todos”, sintetizó el pensamiento colectivo, una vecina. Los bombos sonaron más fuertes y los aplausos se hicieron oír.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.