viernes, 14 de agosto de 2009

Argentina: En Santa Fe nacen 2.500 chicos marginales por año y se instalan mas de 400 ranchos

DE FRENTE - LT9 - DATASANTAFE

Desde el Movimiento Los Sin Techo aseguran que en nuestra ciudad hay 60 mil personas marginadas, lo que representa el 25% de la población y ya son 2.500 los ranchos instalados en Santa Fe.

Esta mañana, José Luis Zalazar del Movimiento Los Sin Techo, habló de la pobreza en Argentina, y mas específicamente de nuestra provincia, y señaló la diferencia entre los pobres y los marginados.

Según datos del Movimiento de Los Sin Techo, en la ciudad de Santa Fe, hay 60 mil personas marginadas, lo que representa un 25% de la población, y 30 mil adultos analfabetos. Dentro del grupo de personas marginadas, nacen por año 2.500 chicos en iguales condiciones sociales, a partir de lo cual se instalan 400 ranchos anuales, lo que eleva a 2.500 ranchos en toda la ciudad.

“Los sectores marginados no son pobres son excluidos. Son aquellos sectores que no tienen ninguna posibilidad de entrar y están excluidos del sistema político, educativo, cultural, deportivo. Están fuera de la cancha, no ven ningún partido. Los pobres en Santa Fe es otro sector que ve el partido desde la popular, pero los marginados lo ven de afuera de la cancha”, señaló Zalazar, con una metáfora que pinta de cuerpo entero la situación en nuestra ciudad y en el resto del país y la provincia.

Zalazar contó que los chicos que nacen en condiciones de marginalidad no pueden instruirse, dada la mala alimentación, los problemas de salud y laborales de los padres, la imposibilidad de comer en casa y tener que asistir a los comedores comunitarios.

“Ese chico comienza en nuestro país un sistema educativo que lo excluye, porque no está preparado para empezar la escuela. Este chico a los 12 años deja la escuela porque encuentra la calle y el comedor de la escuela ya no lo seduce. Entonces pasa lo que vemos todos los días en la calle”, remarcó el dirigente barrial, quien confirmó que en nuestra ciudad hay doce barrios que no tienen domicilio, como son Alto Verde, barrio Chaqueño, Centenario, Villa Hipódromo, Los Hornos, entre otros.

“Hay 8 mil jóvenes que no estudian ni trabajany que están en las villas. Esto es un problema muy grave porque salen de la villa y explotan. No nos engañemos con los chicos que están en las esquinas con la pelotitas, porque esos chicos trabajan y no delinquen porque los encuentran. El problema que no queremos ver son los que están dentro de las villas”, señaló Zalazar.

“Nosotros no podemos reemplazar al Estado y hacernos cargo de la educación de los marginados. Con una guardería en el medio de la villa, con buena alimentación computación, con atención médica, esos chicos pueden llegar a los seis años armaditos. (…) Si podemos arrimar a los marginados a la orilla de la pobreza, después discutamos de ideología. A nadie le gusta vivir en la basura ni a los de derecha ni a los de izquierda”, finalizó Zalazar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.