viernes, 7 de agosto de 2009

Argentina, Tucumán: Las medidas de fuerzas en los hospitales seguirán hasta el martes


PRIMERA FUENTE

En una ruidosa protesta durante la jornada de ayer en la Plaza Independencia, los profesionales de la salud autoconvocados aseguraron que mantendrán la pelea hasta conseguir que los suelos de los trabajadores mejoren. Hasta tanto no levantaran los quites de colaboración. El martes se podría conocer si el gobierno ofrecerá alguna mejora. Los hospitales de la capital y varios del interior restringieron sus servicios.

Mientras el gobierno de la provincia continúe con su postura de no otorgar una mejora salarial a los médicos, enfermeros, camilleros, paramédicos, personal auxiliar y administrativos autoconvocados, estos también permanecerán con la decisión de no levantar los quites de colaboración en los hospitales.

Parecería ser que esta pelea podría bajar el tono si el martes desde la Casa de Gobierno a través del ministro de Salud, Pablo Yedlin, brindan una respuesta a los diferentes planteos reivindicativos que vienen haciendo los autoconvocados. Sin embargo, por ahora, la mejora salarial no sería factible ya que la Provincia no contaría con más recursos.

Ayer en la protesta los diferentes delegados de los principales hospitales de esta ciudad aseguraron que mientras no exista una propuesta seria y real no bajarán los brazos. “Estamos cansados de ser los últimos en conseguir algún beneficio. A los profesionales no nos tienen en cuenta”, dijo una vez más la referente Estela Di cola.

En tanto, la atención en los hospitales fue restringida. Solamente se atendieron guardias, emergencias médicas y cirugías programadas. En el Hospital del Niño Jesús se atendió a los chicos de mediano y alto riesgo con patologías crónicas. En el Hospital Avellaneda funcionó solamente el servicio de emergencia y guardia. En el centro de Salud los consultorios externos se cerraron en un 90 por ciento y se atendió al igual que en Hospital Angel C. Padilla con cirugía programadas. Esta situación también se vivió en varios nosocomios del interior tucumano.

Por su parte el ministro de Salud, Pablo Yedlin, se mostró cauto y manifestó su optimismo para destrabar el conflicto de la salud. Señaló que con el diálogo y la predisposición de ambos sectores se podría mejorar la situación para encarar un acuerdo. Recordó que hace un mes ya se aumentaron los sueldos.

Cabe recordar que los autoconvocados exigen que el gobierno otorgue una mejora salarial elevando el sueldo básico y que toda suma en negro sea instrumentada en la base de cálculos. Además, piden que se respete la carrera sanitaria, el pase de cientos de trabajadores a planta permanente, el 82 por ciento móvil y otros ítems. El sueldo básico promedio de un médico no supera los 1.200 pesos mensuales.

Foto: Argentina, Tucumán - Los autoconvocados no bajarán los brazos hasta conseguir mejoras en sus sueldos. / Autor: PRIMERA FUENTE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.