viernes, 7 de agosto de 2009

Bolivia: Evo Morales destaca una histórica estabilidad macroeconómica

El notable incremento de inversión estatal, un constante superávit y un crecimiento de las Reservas Internacionales Netas (RIN), todos históricos, fueron destacados por el presidente boliviano, Evo Morales, en su mensaje de homenaje al 184 aniversario de Bolivia.

El mensaje a los bolivianos lo realizó ante los poderes del Estado Plurinacional: Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral en la Casa de la Libertad de la ciudad de Sucre, Chuquisaca.

El primer mandatario realizó una evaluación de los logros macroeconómicos en sus tres años y medio de gestión, en los que la política gubernamental logró estabilizar la economía del país y la colocó como una de las más estables en América Latina, a pesar de la agobiante crisis financiera internacional.

"Hemos contribuido a la estabilidad macroeconómica, ya sea con superávit fiscal, superávit comercial, con el crecimiento de las Reservas Internacionales o con el crecimiento de la inversión pública y primero, por supuesto, con la recuperación de los recursos naturales", afirmó.

La inversión pública estatal de 2005 llegó apenas a 500 millones de dólares, sin embargo, a partir de 2006 la misma se fue incrementando. Este 2009 se presupuestaron 1.859 millones de dólares. Entre 2006 y 2009, la inversión pública llegó a 4.988 millones de dólares, una cifra récord e histórica.

"Yo he quedado sorprendido por el crecimiento de las Reservas Internacionales", afirmó Morales y recordó que en enero de 2006, cuando asumía el Gobierno, estos recursos llegaban sólo a 1.700 millones de dólares y desde esa fecha hasta la actualidad dichos ahorros ascendieron a los 8.000 millones de dólares, también un récord en la economía boliviana.

El presidente subrayó que estos logros, cuyo resultado es la estabilidad del sistema económico y financiero del país, no son sólo producto de las políticas del Estado, sino son sobre todo consecuencia del trabajo conjunto con los movimientos sociales.

"Después de tres años y medio de Gobierno, me he dado cuenta perfectamente de que Bolivia no es un país que no tiene esperanza, Bolivia no es un país que no puede salir adelante, Bolivia ya no es el último o penúltimo de Latinoamérica", afirmó Morales.

Pidió a los analistas económicos y a los expertos financieros citar los motivos del cambio radical de la economía boliviana.

Morales exhortó a toda la población a la participación activa para que asuman el desafío de mostrar a Bolivia ante la comunidad internacional como un país sin confrontaciones, unido, trabajador y en desarrollo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.