jueves, 27 de agosto de 2009

China: El parlamento aprueba una resolución sobre el cambio climático

XINHUA

La Asamblea Popular Nacional de China, (APN (Poder de supervisión) (Poderes legislativos), máximo órgano legislativo del país), aprobó hoy jueves por la tarde una resolución sobre el cambio climático, cuando se acerca la celebración de la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático 2009, que tendrá lugar en Copenhague (Dinamarca) el próximo mes de diciembre.

La resolución, centrada en cómo hacer frente de manera activa al cambio climático, fue adoptada por los legisladores chinos durante la reunión de clausura de la décima sesión del Comité Permanente de la XI APN, que duró en total cuatro días.

El objetivo del documento es acelerar los esfuerzos de China por contrarrestar los desafíos cada vez más serios que plantea el calentamiento global y también pone de manifiesto el rol proactivo que ha asumido el país en las negociaciones sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La resolución indica que con el espíritu de "ser altamente responsable de la supervivencia y el desarrollo a largo plazo de la humanidad, China seguirá participando de forma constructiva en las conferencias y negociaciones internacionales sobre el cambio climático, y fomentará una aplicación "integral, efectiva y continua" del Protocolo de Kyoto y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, siglas en inglés).

El documento señala que China, como país en vías de desarrollo, "mantendrá con firmeza el derecho del desarrollo, y se opone a cualquier forma de proteccionismo comercial que trate de disfrazarse como una iniciativa dirigida a luchar contra el cambio climático".

Las naciones desarrolladas deben "tomar la iniciativa en la cuantificación de las reducciones de emisiones, y cumplir con sus compromisos de apoyar a los países en vías de desarrollo con fondos y transferencia tecnológica", de acuerdo con el documento.

Desde la Revolución Industrial, las actividades humanas, en especial las económicas llevadas a cabo por las naciones desarrolladas durante su proceso de industrialización, han sido uno de los principales factores que ha generado el cambio climático, sostiene la resolución.

El documento destaca también que deben promoverse los esfuerzos internacionales de cooperación en esta materia entre órganos gubernamentales y legislativos, de manera que se fortalezcan los intercambios y negociaciones multilaterales, así como el entendimiento mutuo.

China se adherirá al "marco básico" establecido en la UNFCCC, firmada por más de 150 países en 1992, y el Protocolo de Kyoto, acordado en 1997 con el apoyo de la mayor parte de la comunidad internacional, así como a los principios de "responsabilidades comunes pero diferenciadas" y el desarrollo sostenible, según el documento.

La resolución sostiene que el país debe comprometerse a ahorrar energía y reducir sus emisiones de gases contaminantes mediante la promoción de productos y tecnologías que hacen un uso eficiente de la energía, la explotación de la energías renovables y limpias, el desarrollo de una economía del reciclaje, el fomento de la reforestación y la conservación de las existencias de carbono en los bosques.

"Tenemos que mejorar los sistemas de supervisión y alerta temprana, y prepararnos para hacer frente a los desastres provocados por condiciones atmosféricas extremas", apunta el documento.

Además, agrega que China debe convertir la reducción de carbono en una nueva fuente de crecimiento económico, y modificar el modelo de su desarrollo para maximizar la eficiencia, reducir el consumo energético y minimizar las emisiones de carbono.

El documento subraya también que deben hacerse esfuerzos por mejorar las leyes sobre la protección medioambiental y el cambio climático, tales como la Ley de Conservación Energética, de Energía Renovable, de Promoción de la Economía Circular, de Promoción de una Producción Más Limpia, y la Ley Forestal.

La resolución afirma que el Comité Permanente de la APN deberá reforzar la supervisión de la aplicación de las leyes mencionadas para dar una mejor respuesta a los problemas planteados por el calentamiento global.

Xie Zhenhua, máximo representante chino en las negociaciones internacionales sobre el cambio climático, recalcó el lunes que el país hará todo lo que esté en su mano para contribuir al éxito de la conferencia de la ONU en Copenhague. En ella participarán delegados de más de 190 naciones que suscribieron la UNFCCC y se debatirá un nuevo acuerdo que deberá reemplazar al Protocolo de Kyoto, que expira en 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.