viernes, 7 de agosto de 2009

Educación sexual para prevenir el VIH


AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR

Organismos de las Naciones Unidas apoyan una iniciativa para promover en América Latina y el Caribe la educación integral en sexualidad como un pilar fundamental para la prevención del VIH. Según informó la Organización Panamericana de la Salud, una serie de investigaciones científicas indican que el 45 por ciento de las infecciones nuevas por el VIH a nivel mundial ocurren en personas de 15 a 24 años de edad.

En agosto de 2008, líderes de la salud y la educación de América Latina y el Caribe acordaron respaldar la educación integral en sexualidad como un pilar fundamental para la prevención del VIH. Esta iniciativa contó desde sus inicios con el apoyo de diversos organismos de las Naciones Unidas, entre ellos la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), entre otros.

En esa reunión, 56 ministros de salud y educación de 30 países de las Américas abogaron por alcanzar, en el 2015, una reducción de 75 por ciento en el número de escuelas bajo la jurisdicción de los ministerios de educación que no imparten educación integral en sexualidad. También se propusieron trabajar para lograr una reducción del 50 por ciento en el número de adolescentes y jóvenes que no disponen de la cobertura de servicios de salud para atender debidamente sus necesidades en cuestiones de salud sexual y reproductiva.

Según informó la OPS, en septiembre de este año se reunirán expertos de 12 países, en México, a fin de hacer recomendaciones acerca de programas eficaces de educación en sexualidad para las escuelas de América Latina y el Caribe. Asimismo su labor está destinada a contribuir al cumplimiento de las metas establecidas por la Primera Reunión de Ministros de Salud y Educación realizada el año pasado.

Ese organismo regional señaló que de acuerdo con investigaciones científicas, el 45 por ciento de las infecciones nuevas por el VIH a nivel mundial ocurren en personas de 15 a 24 años de edad.

En las encuestas, muchos jóvenes reconocen estar preocupados por el VIH pero no tienen información suficiente sobre las circunstancias que los exponen al riesgo. La educación integral en sexualidad puede ser eficaz para alentar a los jóvenes a evitar comportamientos de riesgo y a posponer el inicio de relaciones sexuales. Al mismo tiempo, los jóvenes estarán más propensos a adoptar prácticas sexuales seguras si reciben educación en sexualidad y reproducción antes de iniciar las relaciones sexuales, informó la OPS.

Sobre la base de estas pruebas, los participantes en la reunión ministerial de 2008 decidieron forjar una alianza estratégica entre los sectores salud y educación a fin de promover la educación integral en sexualidad y los servicios de salud sexual y reproductiva adecuados para los jóvenes, como parte fundamental de la prevención de la infección por el VIH.

Hasta la fecha, se han registrado progresos hacia el cumplimiento de las metas acordadas. Entre ellos se encuentran las iniciativas recientes de los ministerios de salud y de educación de México y del Grupo de Directores Regionales para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas destinadas a movilizar recursos para la iniciativa, en especial para apoyar la cooperación técnica entre los países, en 2009 y 2010.

Por otro lado, funcionarios de salud y de educación de México han venido trabajando con un grupo de expertos regionales para desarrollar instrumentos técnicos acerca de la educación sexual integral, salud sexual y reproductiva, y la infección por el VIH para ser utilizados por trabajadores de salud y educadores que se ocupan de los adolescentes y los jóvenes.

La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), doctora Mirta Roses Periago, se unió al Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA de México para celebrar los progresos recientes pero, a la vez, para exhortar a que se intensifiquen las acciones destinadas a promover la educación integral en sexualidad y los servicios de salud reproductiva para adolescentes y jóvenes.

"El año pasado estuvimos muy satisfechos con la declaración ministerial, pero ha llegado el momento de actuar", señaló Periago. Y agregó: "La sexualidad es una parte importante del ser humano y se expresa a lo largo de toda la vida. Tenemos que asegurar que los entornos educativos, tanto formales como informales, ofrezcan instrucción de calidad que incluya la educación integral sobre sexualidad".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.