lunes, 31 de agosto de 2009

El Salvador: Organización de mujeres exige abrir el debate sobre despenalización del aborto

Iván Escobar (COLATINO)

La despenalización del aborto en El Salvador continúa siendo un tema tabú y polémico, que no es tolerado por sectores conservadores, particularmente por la Iglesia Católica, quien se opone férreamente a esta práctica.

En El Salvador, aseguran organizaciones de mujeres, no se logra entender que las mujeres “tienen deberes y derechos en una sociedad democrática”.

La organización Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador, protestó recientemente frente a la Asamblea Legislativa, para demandar a los «padres de la patria» la apertura de una discusión que se ha prolongado y que, consideran, “muchos quieren ignorar”, pese a que las muertes por abortos clandestinos siguen en aumento. 

“La despenalización es un punto que no quiere ser discutido por nadie”, puntualiza Rosa Gutiérrez, coordinadora de este colectivo.

Esta organización de mujeres está conciente de que los problemas que sufre el sector femenino en el país son muchos, van desde la pobreza, marginación, falta de educación, atropello a sus derechos fundamentales por parte de la sociedad y presiones que les imposibilita tomar sus propias decisiones.

“Nos preocupa que la Asamblea Legislativa, presionada por la jerarquía Católica, penalizara en 1997 todas las formas que hasta entonces eran legales para interrumpir el embarazo”, advierten estas mujeres organizadas en un comunicado de prensa.

Milton Parada, diputado del PDC, aseguró que es necesario debatir sobre el tema y más para actualizar la normativa legal, que muchas veces no define claramente cuándo debe ser penada esta práctica.

Sin embargo, adelantó que su partido “en ningún momento” avalará el aborto, pero sí cree necesario fortalecer el área de educación en las jóvenes y adolescentes.

Parada afirmó que “hay necesidad de actualizar para ver en qué tipo de enfermedades o malformaciones genéticas puede aplicarse el aborto”, señaló.

Entre los tipos de aborto existentes están: inducido o provocado; aborto terapéutico; aborto ético o humanitario; aborto psicosocial; aborto eugénico; espontáneo (son partos que ocurren por causas naturales como problemas de salud de la madre o el padre).

Gutiérrez recordó que su propuesta la hace desde hace tres años y explicó que tiene como fin promover que las mujeres no fallezcan por haberse echo un aborto clandestino. “Estamos favor de la vida de las mujeres”, dijo.

También añadió que la propuesta incluye tres puntos: educación sexual para decidir un embarazo, anticonceptivos a la mano de las mujeres y libertad de conciencia en la mujer.

Gutiérrez está conciente de que el problema es grande y más cuando en el país aún hay 14 mujeres condenadas por aborto, el 18% de las adolescentes queda embarazada y no se tienen estadísticas de cuántas mujeres mueren al año por hacerse un aborto, precisó. 

Las demandantes confían que el tema sea retomado por los congresistas, y que no sea visto de forma moralista, sino realista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.