jueves, 20 de agosto de 2009

Gran Bretaña: Deuda pública trepó a 13.257 millones de dólares

La deuda neta del sector público en Gran Bretaña trepó el mes pasado a 8.000 millones de libras esterlinas (13.257 millones de dólares), el primer déficit registrado en julio en los últimos 13 años, informaron hoy fuentes locales.

La cifra fue mucho peor que los 500 millones de libras (828.562 millones de dólares) esperados por analistas y expertos, y se produce debido a que la recesión sigue reduciendo las ganancias por recaudación impositiva del gobierno.

Julio suele ser un mes de ganancias para el Estado, principalmente debido al impuesto corporativo a las empresas.

La deuda total del gobierno trepó ahora a los 801.000 millones de libras (1.327.357 millones de dólares), equivalente al 56,8% del PIB británico, el mayor nivel desde al menos 1974.

El Tesoro británico informó hoy en un comunicado que el enorme déficit público en julio "era el esperado" y fue causado "por la recesión".

"En la primera mitad del año, todo el mundo estaba en una recesión profunda y ello afectó las finanzas públicas aquí en Gran Bretaña", destacó un vocero oficial.

En julio de 2008, las finanzas del sector público habían registrado ganancias por 5.200 millones de libras (8.617 millones de dólares).

El déficit de julio pasado fue el primero para ese mes desde 1996, y el mayor desde 1993.

Como consecuencia de la recesión, las ganancias por el impuesto a las ganancias y el IVA se redujeron en julio en un 15%, en comparación con el año anterior.

Mientras tanto, el gasto público, incluido el pago de subsidios de desempleo, aumentó un 10,4%.

En el presupuesto económico anunciado en abril pasado, el ministro de Economía, Alistair Darling, pronosticó que el endeudamiento de Gran Bretaña para este año trepará a 175.000 millones de libras (289.996 millones de dólares).

Británicos, con menos fe en el gobierno y los bancos

Los británicos tienen menos confianza en la habilidad de su gobierno y bancos para salir de la recesión económica, que los habitantes de otros países desarrollados a excepción de Japón, según un sondeo global publicado hoy en Gran Bretaña.

De acuerdo a la encuesta, realizada por el grupo WIN Network en 22 países entre junio y julio pasado, los británicos y japoneses quedaron en el último puesto como aquellos que más desconfían de sus gobiernos y entidades bancarias. Sin embargo, el sondeo indicó que la confianza acerca del futuro de la economía británica mejoró desde enero pasado.

Y aunque Gran Bretaña quedó como el país menos optimista para el futuro, destacó que los británicos lidiaron mejor con la crisis que en otros países, con menores índices de estrés y ansiedad.

Los países más optimistas sobre la habilidad de su gobierno para responder a la crisis fueron China, seguido por India, Brasil, Holanda, Suiza y Rusia.

En Gran Bretaña, el 11% de los consultados afirmó que espera que la situación económica mejore, mientras que un 44% sostuvo que seguirá igual. Otros cuatro países, Argentina, Alemania, España y Suiza, también registraron un 11% de personas que consideran que la economía mejorará.

Según el sondeo, los habitantes de Arabia Saudita, Líbano, Brasil y China son los más optimistas acerca del futuro de la economía mundial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.