martes, 25 de agosto de 2009

Guatemala: El gobierno inicia lucha tardía contra el hambre

CERIGUA  

El gobierno de Álvaro Colom se propone invertir más de Q140 millones en la lucha contra el hambre en el Corredor Seco de Guatemala, afectado por la falta de lluvias, aunque los planes han llegado tarde criticaron analistas.

Juan Aguilar, titular de la Secretaría de Seguridad Alimentaria (SESAN) destacó que los Q140 millones serán destinados para paliar la crisis alimentaria en las comunidades de alto riesgo que calculó en 194.

Además se destinarán Q196 millones, los cuales serán ejecutados por el programa Mi Familia Progresa, que aumentará el número de beneficiarios de remesas económicas en los departamentos de Jalapa y Jutiapa.

Según la información de la prensa local, 38 comunidades están en riesgo con casos de desnutrición crónica y aguda y más de 50 mil familias enfrentan el riesgo de perder sus cosechas por la sequía.

Ricardo Zepeda, representante del Colectivo por el Derecho a la Alimentación instó al gobierno a fortalecer las políticas alimentarias y expresó su preocupación por la debilitación del Ministerio de Agricultura (MAGA), responsable de accionar contra la escasez de alimentos.

Por su parte Luis Linares, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES) consideró que el gobierno no actuó a tiempo para prevenir la crisis alimentaria y que esta administración está absorbida por los programas sociales del Consejo de Cohesión Social.

Según el analista, las acciones del Consejo no están enfocadas a grupos vulnerables y no se permite establecer si las personas beneficiadas son las más necesitadas.

Otras acciones contra el hambre han sido emprendidas por grupos de la sociedad civil, como la Fundación Castillo Córdova, que habilitará cuatro comedores solidarios en Jalapa, donde los habitantes no tienen para comprar ni una tortilla, según Fernando Rivas, representante de la entidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.