martes, 25 de agosto de 2009

Líbano: Rechazan la acusación de Peres sobre la reserva de cohetes de Hezbollah

El ministro de Relaciones Exteriores de Líbano, Fawzi Salloukh, dijo a la radio libanesa Al Sharq que la acusación del presidente israelí, Shimon Peres, sobre las reservas de cohetes del Hezbollah son infundadas.

"¿Cómo aumentó el número de 40.000 a 80.000 cohetes en unos cuantos días?", dijo Salloukh. "La declaración de Peres es... completamente infundada", dijo.

El diario kuwaití al-Rai informó que Peres dijo que el Hezbollah había acumulado 80.000 cohetes que pueden ser usados contra Israel, casi tres veces más que los que tenía antes de la Segunda Guerra de Líbano en el verano de 2006.

A principios de este mes, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, acusó al Hezbollah de tener 40.000 cohetes dirigidos contra Israel, lo que representa una gran amenaza para el estado judío.

Salloukh también se refirió al décimo informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad, donde encontró que "hasta la fecha, la UNIFIL (la fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU) no ha proporcionado ni encontrado evidencia de estructura militar nueva ni de contrabando de armas" al sur de Líbano.

La Resolución 1701, adoptada el 11 de agosto de 2006, pidió un cese al fuego inmediato, el desarme de los grupos armados en Líbano, el cambio de frente de las tropas de UNIFIL y una retirada israelí completa del territorio libanés, entre otros aspectos.

"Si Peres está convencido de la paz, entonces debe persuadir a su gobierno de que aplique las resoluciones 425 y 1709 de la ONU y que se retire de las Granjas Shebba y de las colinas Kfarshouba ocupadas. El también debe poner fin a las violaciones aéreas, terrestres y marítimas diarias" dijo el ministro.

El presidente israelí dijo al diario kuwaití que el Hezbollah está trabajando por sus propios intereses y que siempre encontrará un pretexto para continuar su política contra Israel, incluso si las FDI se retiran de las Granjas Shebba y de la aldea libanesa Ghajar.

Israel arrebató las Granjas Shebba a Siria en la Guerra de Seis Días en 1967 contra Egipto, Siria, Jordania e Irak. Líbano reclama la soberanía sobre esta área, mientras que Israel y la ONU insisten en que es parte de Siria. Sin embargo, Siria dice que esta área pertenece a Líbano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.