martes, 11 de agosto de 2009

Liberman y Uribe

ELN

No fue una coincidencia, que el 29 de julio, el día en que Venezuela retiró su embajador en Bogotá, llegara a esta ciudad el ministro israelí Víctor Liberman.

¿Qué dijo este ministro sobre el motivo de su visita?

Explicó su presencia en Colombia como parte del plan del Estado de Israel, para ampliar su presencia en Latinoamérica.

Ahora, que América Latina avanza en sus conquistas de justicia y libertad, una mayor presencia israelí en ella, ¿buscará promover o revertir estas conquistas?

Para responder esta pregunta, hay que citar al más influyente intelectual estadounidense de origen judío, al lingüista Noam Chomsky (1):

"En una encuesta internacional reciente, hecha por una de las más importantes encuestadoras de las organizaciones internacionales de opinión pública, se le preguntó a personas de todo el mundo cuál era su opinión acerca de varios países. Israel estaba bien en el fondo; es un país temido, detestado y considerado como el más peligroso del mundo por muchos países... Pero esto no importa siempre y cuando el amo del universo los apoye".

¿Cuál es el amo del universo al que se refiere el profesor Chomsky?

No es otro que los Estados Unidos.

¿A qué se debe el apoyo incondicional de EEUU a Israel?

A que a través del "Estado" de Israel, los EEUU ejecutan gran parte de las agresiones abiertas y encubiertas, con que expandieron y mantienen su imperio por todo el mundo.

Para sostener a su cachorro, los EEUU subsidian sus operaciones militares cada año, con 3 mil millones de dólares; gracias a un acuerdo para regalarles 30 mil millones de dólares entre el 2.009 y el 2.018, con la única condición que deben destinar el 74 por ciento de esta donación a compras de bienes y servicios militares a los EEUU (2).

Así lo han hecho desde cuando nació este "Estado" sionista. Desde 1.949 EEUU le ha entregado a Israel un total de 101 mil millones dólares de ayuda. Que lo convierte en el primer país receptor de ayuda militar de Washington.

No importa que tal ayuda viole mismas leyes de EEUU, como la Ley de Ayuda Exterior que prohíbe entregar apoyo a países que violen constantemente el Derecho Internacional Humanitario; y la Ley de Control de Exportaciones Armas que obliga a que armas entregadas por EEUU a otros países se usen sólo para seguridad interior.

En las agresiones israelíes contra los palestinos de Gaza, en el pasado diciembre, ¿usaron armas fabricadas en EEUU?

Si.

¿Las usaron en operaciones militares fuera de sus fronteras?

Si.

En la agresión que hizo el Presidente Uribe en contra de Ecuador, el 1 de marzo de 2.008, ¿usó armamento fabricado en EEUU?

Si y también se trató de fue una operación militar fuera de las fronteras.

Además, si los regímenes de Tel Aviv y Bogotá son violadores permanentes del Derecho Internacional Humanitario, ¿por qué los sostienen desde Washington, aún violando la propia ley estadounidense?

Ambos regímenes practican el terrorismo de Estado, necesario para poder ser perros de presa del imperialismo norteamericano y esto es lo que vale para la plutocracia que domina al pueblo de los EEUU.

En la era de Bush, las agresiones de ambos Estados en contra de pueblos rebeldes, hacían parte de la "guerra global contra el terror" (GWOT) y ahora, esas mismas agresiones, en la era de Obama, hacen parte de su doctrina de "operaciones de contingencia en ultramar" (OCO).

Acá en Colombia calificamos tal palabrería, como `el mismo perro, pero con diferente collar´.

El general israelí Moshe Dayan, decía que "Israel debe convertirse en un perro rabioso, al que todos temen"... sin duda ya lo lograron.

Pero este no puede ser el camino obligado para Colombia, así la reciente reunión en Bogotá, entre Liberman y Uribe, haya que recordarla como un encuentro canino.

Notas:
1) "La política exterior de Obama será como la segunda Administración Bush", entrevista de Miguel Vera a Noam Chomsky, Aporrea.org, mayo de 2.009.
2) "La ayuda militar de EEUU a Israel", Kathleen y Bill Christison,

ELN: Ejército de Liberación Nacional de Colombia.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.