martes, 11 de agosto de 2009

México: De la mayor gravedad

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

De máxima importancia que no se oculten las informaciones, sin embargo es de la mayor gravedad que un sicario del cártel del Golfo haya sido detenido por estar en la preparación de un atentado contra el presidente, Felipe Calderón Hinojosa, lo cual prueba nuevamente que en la guerra declarada contra el crimen organizado, como se ha insistido, algo está mal, algo está fallando.

La mañana de este lunes, seguramente los reporteros de la fuente se han de haber sorprendidos cuando fueron citados por la Secretaría de Seguridad Pública federal para presentarles al detenido Dimas Díaz Ramos, presunto operador financiero del capo del Cártel del Golfo, “El Mayo´ Zambada”, quien tenía la encomienda de preparar -planear-, un ataque directo al Jefe del ejecutivo como consecuencia de la guerra declarada en contra del crimen organizado.

No estamos exagerando en nada, así en esos términos fue presentado a los medios el detenido. El jefe de la sección III de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño García, detalló que la investigación inició hace un año "por una amenaza en contra del Presidente de la República a raíz de la guerra declarada en contra del crimen organizado, luego de una serie de detenciones y aseguramiento de grandes cantidades de dinero en efectivo a la organización del El Mayo Zambada".

Las explicaciones del funcionario fueron amplias al decir que como consecuencia del trabajo de inteligencia del gobierno federal, de lo cual se deriva que intervinieron varias dependencias, se “tuvo conocimiento que la amenaza fue realizada por el cártel del Pacífico encomendando a Dimas Díaz Ramos, alias “El Dimas” los pormenores para un posible atentado”.

La detención del “El Dimas” o “El Seis”, como también se le conoce al presunto delincuente, se realizó este domingo en Culiacán, Sinaloa. Además era el enlace para el recibo de drogas siguiendo la ruta que abarcan los estados de Michoacán, Colima, Nayarit, Sinaloa y Baja California Sur para conectar con las ciudades fronterizas de Mexicali, Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora y de ahí para el trasiego al país del norte.

La droga, principalmente marihuana, ice y cocaína, la cargaban en Michoacán, en la Sierra de Bariguarato, Sinaloa y en Tamazula, Durango, la transportaban en cargamentos ocultos en los neumáticos de traileres y camiones con cargas de aguacate y chile. También Pequeño García, explicó que como consecuencia de la muerte de José Lamberto Verdugo Calderón, operador financiero del cártel del Pacífico, registrada el 22 de enero de este año, Dimas asumió parte de esta tarea en la organización.

Con el “El Dimas” fueron detenidos otros cuatro hombres, sus presuntos lugartenientes identificados como Miguel Ángel Bagglietto Meraz, alias “El Ángel”; Joel González Esparza, “El Raspu”; Benni Jassiel Ramírez Ramírez, alias “El Brother”, y Jesús Aarón Acosta Montero, alias “El Tarrayas”.

Lo dicho, magnífico que no se oculte la información, sin embargo es de la mayor gravedad saber que se preparaba un atentado contra el presidente de de la República, que afortunadamente se hizo abortar. La información se dio a conocer en los precisos momentos en que se realizaba la Cumbre de Líderes de América del Norte en Guadalajara, nos negamos a pensar de que se trate de una acción mediática, pero obliga a la reflexión sobre la insistencia de proseguir en esa guerra cruenta contra el crimen organizado que sólo ha ensangrentado al país y que no ha alcanzado los objetivos establecidos. La propia detención del mencionado sicario, prueba que el camino para restablecer la deseada seguridad pública, es la inteligencia policíaca y si se quiere también la militar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.