jueves, 27 de agosto de 2009

Panamá: Dicen que se está perdiendo la guerra contra el lavado de dinero

El superintendente de Bancos de Panamá, Olegario Barrelier, aseguró en la apertura del XIII Congreso Hemisférico Para la Prevención del Lavado de Dinero y el Combate del Financiamiento del Terrorismo, que "la guerra contra el lavado de dinero se está perdiendo a nivel mundial".

"No alcanzan los recursos legales, estructurales ni organizados para combatir el volumen de dinero que producen las actividades criminales", subrayó el funcionario ante un auditorio internacional compuesto por banqueros, fiscales, funcionarios de gobierno, expertos y académicos.

A este congreso continental acuden representantes de Argentina, México, Guatemala, Colombia, Estados Unidos, Venezuela, República Dominicana y Panamá, para debatir, del 26 al 28 de agosto, sobre los retos que imponen estos delitos producto del narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de armas, la explotación sexual y los actos de corrupción.

Barrelier advirtió que, de continuar fortaleciéndose el poder del crimen organizado, estos grupos podrían apoderarse de nuestras economías, como ya ocurrió en algunos países.

"Esto es una guerra, una guerra costosa, no alcanzan los recursos asignados para esta guerra en Panamá, en Estados Unidos ni en el Reino Unido", anotó.

De acuerdo con el superintendente panameño, la experiencia de Singapur es única, porque allí las autoridades sí lograron ganar la guerra contra el lavado de dinero en todas sus facetas, "pero a un precio muy alto".

"No se llamen a engaños, se lava dinero en Panamá, en Estados Unidos, en Londres (Gran Bretaña), en París (Francia), Amsterdan (Holanda), Bruselas (Bélgica), se lava dinero en todo el mundo. No les quede la menor duda, es el crimen más difícil de detectar y prevenir", subrayó.

Para la representante de las Naciones Unidas, Mónica Mendoza, la lucha contra el lavado de dinero debe ser integral, con la participación de todos los sectores de las sociedades, los organismos públicos, instituciones privadas y representantes de la sociedad civil.

"Deben involucrarse las cámaras de comercio, las asociaciones bancarias, las procuradurías; es todo un equipo multidisciplinario que tiene una carga dentro del sistema, uno controla, otro previene y otro reprime", recomendó.

Con respecto al lavado de dinero producto de la corrupción, Mendoza indicó que, a través de la Convención de Mérida, México, suscrito en 2003, los países firmantes de este acuerdo promovido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se comprometieron a tipificar este delito.

"Los países miembros de esta convención ya tienen la obligación, sólo queda identificar los fenómenos de corrupción, el lavado de activos o los bienes derivados de éstos, y hacer la persecución de las personas y los bienes", puntualizó.

Entre otros temas, este congreso hemisférico debatirá sobre "Identificación y descripción de las últimas tipologías de lavado de dinero", "Financiamiento del terrorismo" y las "Experiencias de fraudes financieros con pirámides".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.