lunes, 31 de agosto de 2009

Panorama económico de Brasil

El presidente Lula anuncia una nueva ley de explotación de petróleo: El presidente brasileño, Luiz Lula da Silva, se reunió ayer con gobernadores de estados petroleros con quienes ultimó los detalles sobre la ley de la explotación de los campos gigantes, que es presentada hoy, en la que se contempla crear una nueva empresa estatal.

Lula aceptó que el nuevo "marco regulador" petrolero continúe pagando royalties a los estados de Río de Janeiro (RJ), San Pablo (SP) y Espíritu Santo (ES), en cuyas costas se encuentran las mayores reservas, informó hoy el diario Folha de Sao Paulo.

Lula compartió una cena concluida en las últimas horas del domingo con los gobernadores Sergio Cabral (RJ), José Serra (SP) y Paulo Hartung (ES).

En la reunión también estuvieron la ministra de la Casa Civil, Dilma Rousseff, precandidata presidencial del Partido de los Trabajadores, oficialista, el ministro de Energía, Edison Lobao y el de Defensa, Nelson Jobim.

Cerca de 50.000 millones de barriles de petróleo fueron hallados desde 2007 en el litoral atlántico, a una profundidad de 5.000 metros, en una zona geológica denominada "pre-sal".

El paquete de normas que propone este lunes Lula incluye la creación de Petro-Sal, empresa estatal cuya función será administrar los así llamados "mega-campos" petroleros.

Por tratarse de recursos cuyo seguros el gobierno decidió que en esas áreas regirá una nueva ley, en la que el estado será dueño de un porcentaje del crudo aunque su explotación sea destinada a una empresa privada.

El nuevo marco legal, a ser anunciado este lunes en una ceremonia a la que asistirán 3.000 personas, también estipula la creación de un fondo cuyos recursos serán destinados a la educación, el desarrollo tecnológico y políticas sociales.

La mayor parte de los pozos será concedida a Petrobras, la cuarta mayor empresa de mercado abierto de las Américas, con un valor de marcado de 173.000 millones de dólares.

Petrobras subastará excedentes de gas natural

La empresa petrolera semiestatal Petrobras anunció que subastará el gas natural que le sobra, como resultado de la reducción del consumo, especialmente en el sector industrial.

De acuerdo con la nota de la compañía el volumen excedente, de 22 millones de metros cúbicos, será ofrecido a los eventuales interesados el 22 de septiembre, con plazos de entrega diferenciados según los lugares.

El combustible será entregado a partir del 1 de octubre, a lo largo de un período de seis meses.

"Parte de ese gas se origina en los contratos flexibles con las distribuidoras, que no fue consumido por sus clientes, en su momento, y otra parte era destinada a las usinas termoeléctricas, que ya no necesitarán usarlo", dice el comunicado.

Petrobras asegura que la cantidad de gas natural ofrecida no afectará el cumplimiento de los contratos con las distribuidoras ni sus compromisos con las usinas termoeléctricas, si por alguna eventualidad llegasen a necesitarlo.

La subasta se dirige a las empresas distribuidoras, que podrán asícomprar volúmenes superiores a los que ya habían adquirido en los contratos de largo plazo.

El sistema de pago será flexible, con precios inversamente proporcionales a los volúmenes adicionales adquiridos. En otros términos, las empresas que compren más gas pagarán menos por él.

El consumo brasileño de gas natural se redujo sensiblemente como consecuencia de los efectos de la crisis económica, en particular por parte de la industria, cuya producción aún no volvió a los niveles anteriores a septiembre de 2008.

Por otra parte, Brasil sigue importando gas desde Bolivia, por fuerza de los contratos vigentes, aunque no necesita realmente la totalidad de los cerca de 20 millones de metros cúbicos diarios que está importando.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.