martes, 18 de agosto de 2009

Panorama económico de Estados Unidos

Los requisitos para la concesión de préstamos se seguirán suavizando: Cada vez más bancos estadounidenses prevén que aunque los requisitos para concesiones de hipotecas se están suavizando, el entorno de préstamos seguirá siendo estricto hasta la segunda mitad del próximo año, según un informe publicado el lunes por la Reserva Federal (Fed).

Según el informe de la Fed sobre entidades prestamistas, cerca del 20 por ciento de los bancos estadounidenses hicieron más estrictos sus requisitos sobre hipotecas en el segundo trimestre de 2009, cayendo desde el 50 por ciento de los bancos que reforzaron sus requisitos en el primer trimestre y de un máximo del 75 por ciento hace un año.

Por otra parte, el 45 por ciento de los bancos afirmó que había elevado sus requisitos para otorgar hipotecas no tradicionales, como préstamos con interés cambiable y múltiples opciones de pago, cayendo desde el 65 por ciento que tomaron estas mismas medidas hasta abril, y el 85 por ciento que respondieron igual hace un año.

Cerca del 35 por ciento de los bancos encuestados respondieron que habían elevado también sus requisitos para otorgar tarjetas de crédito, en comparación con el 60 por ciento que respondió lo mismo en el anterior estudio realizado en abril, y cerca del 65 por ciento del año pasado.

"Los bancos estadounidenses reforzaron sus requisitos para otorgar préstamos después de que estallase la burbuja del mercado inmobiliario, pero el mercado ha mostrado recientemente signos de recuperación", afirmó Yingying Li, agente de la inmobiliaria Long & Foster Realtors de Virginia.

El informe de la Fed se basó en las respuestas de 55 bancos nacionales y las oficinas en EEUU de 23 bancos extranjeros.

La Fed declaró que la mayor parte de los bancos encuestados prevén que sus requisitos para todo tipo de préstamos seguirán siendo más estrictos que la media de la pasada década al menos hasta la segunda mitad de 2010.

Reader's Digest planea solicitar protección por bancarrota

La empresa editorial Reader's Digest Association, con 87 años de historia, anunció que planea solicitar protección por bancarrota para intentar reducir su deuda en un 75 por ciento.

La empresa afirma en una declaración que ha llegado a un acuerdo "en principio con la mayor parte de sus acreedores asegurados sobre los términos de un plan de reestructuración para reducir en gran medida sus deudas y reforzar financieramente la empresa con vistas al futuro".

La empresa no pudo realizar un reintegro de intereses de 27 millones de dólares cuyo plazo de pago cumplía el lunes, y hará uso de un periodo de gracia de 30 días para seguir negociando con sus acreedores sobre lo que ha calificado de una solicitud de bancarrota preacordada.

"El acuerdo de reestructuración estipula que los acreedores asegurados conmutarán una parte importante de las deudas aseguradas de la empresa, 1.600 millones de dólares, por acciones de la empresa, y estipula también un traspaso de la propiedad de la empresa al grupo prestamista", dice la declaración.

La empresa afirma que el acuerdo con los acreedores reducirá su deuda hasta los 550 millones de dólares desde la cantidad total de 2.200 millones de dólares, lo que supone una reducción del 75 por ciento. Varios de los prestamistas ofrecerán un préstamo por bancarrota de 150 millones de dólares, en financiamiento de deudor en posesión, para asegurar que la empresa tiene liquidez suficiente para realizar la reestructuración.

La bancarrota, que se encuentra contemplada en el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos, sólo se aplicará al holding de Reader's Digest en EEUU. Sus filiales en Canadá, América Latina, Europa, África, Asia, Australia y Nueva Zelanda no se verán afectadas, según la empresa.

"Reestructurar nuestra deuda nos permitirá tener flexibilidad financiera suficiente para seguir llevando a cabo nuestras iniciativas de crecimiento y de transformación", afirmó la presidenta y directora ejecutiva, Mary Berner, en la declaración.

La empresa, con sede en Pleasantville, Nueva York, fue adquirida en marzo de 2007 por un grupo inversor liderado por Ripplewood Holdings LLC que la llenó de deudas justo antes de que se hundiese el mercado de la publicidad.

En enero, la empresa anunció un plan para reducir el 8 por ciento de sus 3.500 puestos de empleo, requirió a sus trabajadores que se tomasen cinco días de vacaciones sin sueldo y suspendió sus contribuciones a planes de jubilación.

Las ventas de la empresa cayeron un 1,4 por ciento hasta los 2.200 millones de dólares en el año fiscal que concluyó el 30 de junio, según afirmó el director financiero, Tom Williams, citado por la prensa local. Además, la empresa ha reducido sus costes anuales de operación en 100 millones de dólares en los últimos dos años, añadió Williams.

Reader's Digest, un icono de la prensa estadounidense en el siglo XX, fue fundado en 1922 con la idea de condensar artículos de otras revistas. Sigue siendo actualmente la revista de mayor circulación del mundo, con ocho millones de copias vendidas al mes en EEUU.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.