martes, 25 de agosto de 2009

Panorama económico de Estados Unidos

Grandes multitudes en último día del programa "dinero por chatarra": Los concesionarios automotrices de Estados Unidos vieron como se vaciaron sus lotes el lunes, a medida que multitudes se apresuraron a cambiar sus autos de alto consumo de combustible durante el último fin de semana del popular programa "dinero por chatarra".

El ajetreado ritmo del programa de descuentos de 3.000 millones de dólares se aceleró el último fin de semana después de que el gobierno anunciara que el programa terminaría a las 20:00 de ayer, dos semanas antes de lo previsto.

Añadiendo a la urgencia, algunos vendedores dijeron que ellos pondrían fin a las ventas de "dinero por chatarra" aún antes, para asegurarse de que el gobierno les reembolsaría los descuentos o porque ya no tenían suficientes autos elegibles.

Aunque ya había desabasto en algunos modelos nuevos como el Ford Focus, Honda Civic, Toyota Corolla y Nissan Altima, algunos concesionarios aún estaban vendiendo tantos autos como fuera posible antes de la fecha límite de ayer por la noche.

El programa "dinero por chatarra" ha sido ampliamente exitoso para aumentar las ventas de autos nuevos y para poner fuera de circulación a autos de alto consumo, sin embargo, algunos expertos en energía dicen que la reducción de la contaminación es demasiado pequeña para que el programa sea eficiente en comparación al costo.

Los clientes recibieron descuentos de entre 3.500 y 4.500 dólares según la mejoría en el rendimiento del nuevo vehículo respecto al antiguo.

Hasta la mañana del viernes, se habían vendido casi medio millón de autos a través del programa.

A principios de mes, el presidente de EEUU, Barack Obama, aprobó un proyecto para expandir a 2.000 millones de dólares el programa, después de que los primeros 1.000 millones de dólares se agotaran en los primeros días del programa. El Congreso de EEUU aprobó la transferencia de fondos que aún no eran utilizados del paquete de estímulos de 787.000 millones de dólares para reactivar el programa.

Urgen a trabajadores de las automotrices a apoyar reforma al programa de salud

El sindicato de trabajadores de la industria automotriz estadounidense, United Auto Workers (UAW en inglés), está exhortando a sus miembros a que apoyen el proyecto de ley en el Congreso de EEUU para reformar la cobertura del programa de salud, citando una provisión que incluye 10.000 millones de dólares para pagar los costos médicos de los miembros del sindicato y de otros en el grupo de retiro en asociaciones del cuidado de la salud.

El proyecto, aprobado por el comité de la Cámara a finales del mes pasado, incluye la Sección 164, un programa de reaseguramiento para retirados, según un resumen del proyecto procedente de la oficina de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi. El proyecto aparta 10.000 millones de dólares para establecer un programa temporal de reaseguramiento para pagar los costos médicos de los miembros del sindicato.

El UAW dijo que la provisión beneficiaría a "un amplio rango de los planes de retiro de cuidado de la salud, incluyendo aquellos patrocinados por una gran parte de los empleadores del sector privado, por el estado y por los gobiernos locales".

El UAW es uno de los sindicatos que se reunirán con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca el 13 de julio para discutir la reforma al plan de salud y otros temas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.