jueves, 27 de agosto de 2009

Prudencia y política

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Se ha dicho y escrito hasta la saciedad que, en materia de sociedad, política y prudencia son una misma cosa. No hay en la historia tratado, manual o texto políticos que no hagan de la prudencia el eje de la política. En España -dicen- vivimos en democracia.

Lo que quiere decir que gobierna el pueblo a través de representantes elegidos en una terna. Esto es la teoría, pues en la práctica no se atisban linderos en la separación de poderes, por ejemplo; un detalle rotundo a la hora de distinguir a una democracia moderna de un chiringuito donde se simula política…

Pero convengamos que sigue habiendo política. Y en este contexto la teoría es que política y prudencia son una misma cosa. No obstante hay excepciones, pues, tal como la desempeñan el PP y sus dirigentes cualquier parecido entre política y prudencia es mera coincidencia. Poco a poco está demostrándose que el PP es un refugio para ladrones quién sabe si custodiado por gente honesta. Ladrones que, además, o hacen gala de serlo –“vengo a la política para forrarme” -Zaplana- o arman una sonada para que el ruido dificulte apreciar su verdadera catadura.

Vengo sosteniendo de un tiempo a esta parte que PP y PSOE son dos versiones del mismo argumento: el mismo perro con distinto collar. Pero aquí está la variable. El motor del PSOE es la prudencia aunque cometa muchas imprudencias, mientras que el PP es la imprudencia institucionalizada en oposición aunque sea prudente en algo, pese a que todavía no he llegado a saber qué es.
 
Por cierto, me quedo corto llamando imprudentes a los legionarios del PP. Porque el PP de la actualidad se sitúa al nivel de desfachatez, de desvergüenza y de imprudencia de la CEDA; partido de derechas homólogo en la efímera República que disfrutó este país que, según anales, trajo la guerra civil. A quién puede extrañar ahora viéndoles cómo se las gastan y quiénes son…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.