jueves, 20 de agosto de 2009

República Checa: Las autoridades tomaron la decisión de expulsar a dos diplomáticos rusos en la primavera pasada

RIA NOVOSTI

El ex ministro checo de Exteriores, Karel Schwarzenberg, reveló hoy que la decisión de expulsar del país a dos diplomáticos rusos por espionaje fue tomada por las autoridades de Praga en primavera de este año.

La actividad de espías rusos "fue tan seria que no había otra alternativa que expulsarlos", dijo Schwarzenberg al diario checo Pravo y agregó que por razones tácticas "se decidió aplazar su expulsión hasta que termine la presidencia checa de la Unión Europea".

Al propio tiempo, el ex ministro negó la relación entre la expulsión de diplomáticos y la posible instalación en el territorio checo de un radar de defensa antimisiles estadounidense.

Entretanto, el portavoz de la embajada de Rusia en Praga, Vladímir Fiódorov, dijo que la legación diplomática no dispone de la información oficial sobre la expulsión de dos diplomáticos.

"La embajada no ha recibido hasta la fecha notas oficiales algunas desde el Ministerio checo de Exteriores", indicó Fiódorov.

Según el portal checo iDnes, debe abandonar Praga el agregado militar adjunto de la embajada rusa en la República Checa. En lo que respecta al segundo diplomático, las autoridades checas le recomendaron no regresar de vacaciones. El contraespionaje militar checo afirma tener datos que confirman que ambos diplomáticos trabajaban como agentes de los servicios secretos rusos.

El portal iDnes precisa que en la embajada rusa y en dos consulados generales en la República Checa trabajan unas 200 personas. El contraespionaje checo considera que "dos tercios de ellos son espías".

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, calificó de "una nueva provocación" la decisión de las autoridades checas de expulsar a dos diplomáticos rusos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.