martes, 25 de agosto de 2009

Rusia debería exportar productos sencillos

VEDOMOSTI - RIA NOVOSTI

Para acelerar la salida de la recesión, Rusia debería diversificar su actual estructura de exportaciones y apostar por cosas sencillas que ya se producen en el país o no implican gastos importantes: raíles, mica, aleaciones de níquel, centeno, avena y carne de cerdo, escribe el diario Vedomosti en su editorial de hoy.

Dos investigadores locales - Lev Freinkman, del Instituto de Economía de Transición, y Andrei Kaukin, del Instituto de Física y Tecnología de Moscú (MIPT) - piensan que estos renglones, junto con equipos médicos de alta tecnología, aviones, motores aéreos, reactores nucleares y material rodante de ferrocarriles, contribuirían a catalizar el crecimiento económico de Rusia.

Estos científicos analizan el rendimiento de la exportación, entendiendo por mercancías de alta productividad aquellas que son exportadas fundamentalmente por las naciones más industrializadas. Cuantos más artículos de alto rendimiento exporte un país, mayor será la productividad de sus exportaciones en general.

Freinkman y Kaukin calcularon que diez artículos clave generaban un 62% del valor de las exportaciones rusas en 1999, un 74% en 2006, y un 77% el pasado año. Brasil y China, dos socias de Rusia en el Grupo BRIC, se aseguraban con diez renglones, respectivamente, un 36% y un 20% de las exportaciones en 2007.

Entretanto, el porcentaje de 25 artículos de alta productividad en el valor total de las exportaciones rusas bajó de un 2% en 1999 a un 0,9% en 2006. En las condiciones de la crisis, la solución más conveniente para Rusia es incrementar la producción y la exportación de varios renglones de alto rendimiento que ya están disponibles, señala el periódico en su editorial titulado "Las cosas sencillas".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.