martes, 4 de agosto de 2009

Rusia decreta alerta en sus tropas en Osetia del Sur ante las provocaciones de Georgia

RIA NOVOSTI

Rusia decretó alerta de sus unidades militares y tropas guardafronteras emplazadas en Osetia del Sur ante las provocaciones por parte de Georgia, declaró hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Andrei Nesterenko.

La situación es realmente alarmante, en vísperas del primer aniversario de la agresión contra Osetia del Sur, Georgia no cesa las provocaciones, expresó el diplomático.

El portavoz de la cancillería rusa aseveró que Moscú sigue detenidamente el desarrollo de la situación en la frontera entre Osetia del Sur y Georgia.

La madrugada del 8 de agosto el Ejército de Georgia invadió la autoproclamada república de Osetia del Sur y lanzó un ataque contra Tsjinvali, su capital. Esta ofensiva causó numerosas víctimas y destrucciones. Rusia envió alrededor de 10.000 efectivos y centenares de equipos militares para ayudar al contingente de paz que tenía emplazado en la zona y a los vecinos locales, muchos de los cuales tienen nacionalidad rusa. El 12 de agosto, Moscú dio por terminada la operación de imposición de Georgia a la paz y el 18 de agosto procedió a la retirada de sus tropas desde Georgia.

A finales de agosto del año pasado Rusia reconoció la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, otra república autoproclamada. A consecuencia, Tbilisi rompió las relaciones diplomáticas con Moscú y llamó de "territorios ocupados" las repúblicas mencionadas.

Preocupación por el rearme de Georgia

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Grigori Karasin, manifestó hoy la "profunda preocupación" de Moscú ante el rearme de Georgia y "la actitud sorprendentemente tranquila y hasta positiva" que este proceso genera en algunos países.

Rusia "seguirá oponiéndose al rearme del régimen de Saakashvili", aseguró Karasin en una entrevista publicada hoy en Rossiyskaya Gazeta.

El vicecanciller declaró que ciertos países, que rehusó especificar, intentan "camuflar como ayuda humanitaria" su cooperación militar con Georgia, y advirtió que esta política instiga al Gobierno georgiano a "continuar la línea belicosa, de amenazas y provocaciones en relación con los vecinos", además de contribuir a la escalada de la tensión regional.

Karasin subrayó que Rusia no tiene derecho a quitarse de encima "la responsabilidad por la violencia y la injusticia con respecto a las etnias menores" y "frenará drásticamente las tendencias revanchistas en la política de Tbilisi" sin dejarse implicar en la contienda propagandística que el régimen de Saakashvili procura "provocar de forma sistemática para subir su popularidad".

El próximo 8 de agosto será el primer aniversario de la agresión georgiana contra Osetia del Sur, suceso que hizo Rusia enviar tropas al Cáucaso, expulsar al agresor hacia el interior de Georgia y reconocer la independencia de antiguas autonomías georgianas de Osetia del Sur y Abjasia. Georgia proclamó ambas entidades "territorios ocupados" y rompió las relaciones diplomáticas con Rusia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.