martes, 18 de agosto de 2009

Un sinvergüenza en Latinoamérica

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

¡Cómo se ve que la prensa oficial española –salvo una excepción- es derecha pura! Toda arremete con más o menos furor contra Chávez al que el adjetivo más suave que le dedica es el de populista y sin embargo calla frente a las fechorías o se muestra comprensiva con los abusos de Uribe. Y todo porque en el fondo está con toda esa ralea de depredadores sociales…

Sin embargo, el verdadero canalla y populista latinoamericano es Álvaro Uribe, no otros... No sólo eso. Aunque sea imposible de probar, como siempre ocurre con sátrapas y caudillistas, Uribe es el instigador de numerosos secuestros y asesinatos políticos, patrocinador de los negocios de la droga, alentador de los abusos policiales y animador de toda clase de arbitrariedades. Lo sabe "todo el mundo", salvo los que se hacen los tontos, dentro, fuera del país y en España, porque también a ellos les gratifica. Ser connivente con el sinvergüenza produce más beneficios que enfrentarse a él...

Uribe acaba de revelarse como el Somoza, el Batista, el Aznar, el bananero, el pringao de América Latina con el gringo. Es un desgraciado, en el peor sentido de la palabra. En realidad ya se sabía. La Colombia de Uribe fue el único país de Latinoamérica que apoyó la infame invasión de Irak.

El historial de Uribe como persona, como mentiroso y como escalador político la misma que la de los capos: escalofriante, y está en línea como el de otros españoles de la actualidad mentirosos y de desecho.

Pues bien, Uribe acaba de sellar la implantación de las bases estadounidenses en Colombia, y encima no ha informado al Congreso colombiano de los detalles del pacto con el Ejército de Estados Unidos. Además, mientras el Pentágono fijó tres puntos de Colombia para establecer sus fuerzas, Uribe ofreció dos zonas navales. El colmo del rastrerismo y del oportunismo...

Uribe viene haciendo lo que le place desde que se aupó al poder por los procedimientos habituales del más o menos mafioso. Como Bush, Aznar y Berlusconi... Y lo que le place es lo que le solicitan los estadounidenses para introducirse en el continente sudamericano del que, si no fuera por este fascista, el de Panamá y el golpista de Honduras estarían absolutamente proscritos.

Con este tour de force del sinvergüenza Uribe, ¿habrá, en adelante, algún político, periodista y periódico, principalmente esos españoles que dictaminan como si fueran el oráculo de Delfos, que se atreva a llamar populista y dictador a Chávez y dictadura a la democracia venezolana?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.