martes, 29 de septiembre de 2009

Aborto clandestino una realidad guatemalteca

CERIGUA

Pese a que en Guatemala está penalizada la práctica del aborto, salvo en los casos en los que corra peligro la vida de la madre, cada año miles de mujeres, que deciden interrumpir un embarazo de forma clandestina, mueren.

De acuerdo con información publicada por elPeriódico, estos procedimientos elaborados en la clandestinidad, la mayoría de veces pueden provocar la muerte o dejar a las mujeres con lesiones severas.

A decir de Miriam Betancourt, de la Asociación de Ginecología y Obstetricia, el problema no está clasificado nacionalmente, no hay datos certeros y este flagelo se sigue invisibilizando.

De acuerdo con la profesional, la mayoría de veces las secuelas de los abortos son incluidas con las hemorragias preparto y postparto, situación que no deja obtener los números reales de cuántas mujeres mueren por esta causa en el país.

Un estudio elaborado por el Instituto Guttmacher en el 2006 estima que cada año ocurren 65 mil abortos inducidos en Guatemala, lo que se traduce en una tasa anual de 24 abortos por cada mil mujeres en edad reproductiva.

El documento enfatiza que las complicaciones asociadas con este procedimiento de forma clandestina constituyen la cuarta causa de mortalidad materna en este país.

Por su parte, Roberto Menéndez, representante para América Latina y el Caribe de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO), dijo que a falta de datos oficiales es difícil establecer si el número de abortos inducidos ha aumentado, pero se estima que la situación no ha cambiado.

Finalmente, varias entidades femeninas, en el marco del Día por la despenalización del aborto, han exigido la implementación de acciones a favor de la planificación familiar para evitar embarazos no deseados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.