viernes, 11 de septiembre de 2009

Argentina, Córdoba: Bienes naturales y modelo productivo. Rechazo a los fondos de las mineras

PRENSA RED - ACTA

La primera reunión nacional de facultades y otras unidades académicas que rechazaron los fondos de la Minera Alumbrera, realizada en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), produjo una declaración plural en la que explican los argumentos de su oposición.

El encuentro fue organizado por la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba, la primera en rechazar este año los fondos de la minera. Estuvo coordinado por Raúl Montenegro, profesor titular de Biología Evolutiva en la Facultad de Psicología y premio Nóbel Alternativo 2004.

También participaron pobladores de Andalgalá afectados por la minera y miembros de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), de la Asamblea de Esquel y de ONGs, entre ellas FUNAM. Los representantes docentes, no docentes y estudiantes de las distintas facultades y unidades académicas produjeron un duro documento público de ocho puntos que será enviado a todas las universidades públicas.

Uno de ellos solicita que "las universidades públicas y el Consejo Interuniversitario Nacional aprueben códigos de ética para impedir la repetición de casos como Alumbrera y al mismo tiempo transparenten el financiamiento". También hablan del "control social de las universidades". Dicen además que difundirán los nombres de quienes votaron éticamente el rechazo y quienes no".

La declaración

1) "Solidarizarnos con todas las comunidades que sufren los efectos negativos de Minera Alumbrera Limited en Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero, y hacerles llegar el apoyo de las distintas facultades y unidades académicas que ya rechazaron los fondos de Alumbrera, y de quienes están trabajando para que nuevas facultades se sumen a este repudio académico.

2) Ratificar el rechazo de los fondos aportados por YMAD-Alumbrera a las universidades públicas y multiplicar los rechazos en facultades y unidades académicas, y que se abra el debate en aquellas universidades cuyos Consejos Superiores ya aceptaron los aportes de YMAD.

3) Denunciar que al clientelismo de gobierno y al clientelismo de empresa se ha agregado el clientelismo de universidad favorecido por la aceptación de los recursos aportados por YMAD-Alumbrera.

4) Propiciar que el CIN, todas las universidades nacionales y sus Consejos Superiores aprueben Códigos de Ética en base a las propuestas que elaboren las facultades y otras unidades académicas para que casos como el de Alumbrera no se repitan, y sirvan para transparentar el financiamiento de las universidades públicas. A los fines de garantizar este proceso se propone la realización de Asambleas Universitarias que garanticen la participación de toda la comunidad universitaria y otros actores sociales. Con este propósito proponemos un modelo de Código que puede servir de base para su elaboración.

5) Hacer público a nivel local, provincial y nacional los nombres de los miembros de Consejos Directivos y de Consejos Superiores que hubieran emitido votos "no éticos" al apoyar la recepción de los fondos de Alumbrera. Igualmente, hacer conocer los nombres de quienes, por el contrario, rechazaron los aportes de YMAD y votaron éticamente a favor de quienes sufren los impactos ambientales y sociales de Alumbrera.

6) Condenar las actividades mineras de Alumbrera Limited en las provincias de Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero por distorsionar los tejidos sociales de muchas comunidades con actividades económicas golondrina; causar enfermedades; consumir grandes cantidades de agua y energía eléctrica; consumir volúmenes excesivos de aguas subterráneas que son únicas e irreemplazables; trasvasar cuencas hídricas; dañar en forma irreversible ambientes geológicos de montaña; contaminar el aire, el agua, el suelo y las personas con derrames ácidos mineros y otros contaminantes procedentes de las actividades de extracción de cobre, oro y demás minerales; derramar concentrados de mineral altamente tóxicos durante las roturas del mineraloducto que une Catamarca con Tucumán; contaminar las aguas del canal DP2 y la cuenca del río Salí-Dulce desde la planta de secado de Alumbrera, y por último, vaciando de minerales nuestras montañas y dejando a cambio gigantescos depósitos de residuos. Declaramos que Alumbrera es punta de lanza de un genocidio silencioso que se agrava, lamentablemente, con la recepción de los fondos de YMAD.

7) Generar desde las Facultades y unidades académicas que rechazaron los fondos de Alumbrera, y desde aquellas que comparten la lucha de las comunidades afectadas por sus actividades, formas de apoyo académico que respalden sus luchas, por ejemplo con declaraciones, proyectos de investigación, asistencia técnica y difusión.

8) Dejar constituido el Grupo de Trabajo integrado por miembros de las Facultades, y unidades académicas que se oponen a la recepción de los fondos aportados desde YMAD-Alumbrera, ello con el propósito de multiplicar nuevos repudios, y generar ámbitos de rechazo en otros sectores de la sociedad".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.