viernes, 25 de septiembre de 2009

Argentina, Mendoza: Discurso machista de un legislador cosechó rechazos dentro y fuera del país

MDZOL

El diputado provincial Rogelio Gil (PJ) aseguró en una sesión que las chicas de 13 años " se insinúan", dando a entender que si abusan de ellas, es porque lo buscan. Lo hizo mientras el resto de los diputados recordaban el Día Internacional contra la Trata de Personas. Ya hay repercusión nacional e internacional de sus declaraciones, que le podrían costar la banca.

"Esto que pasó en Potrerillos, tengo datos ciertos de un amigo que transportaba en minibuses y, en realidad, los que huían y se acomodaban al lado de conductor eran los varones. Estamos hablando que ahí había sexo femenino de 13 ó más años de edad", dijo ayer por la siesta, en el recinto de sesiones de la Legislatura, el diputado oficialista Rogelio Gil, para arengar luego a "conformar un movimiento pro-varonil" para combatir a las chicas que se dicen víctimas de abusos.

Con esas textuales palabras, el diputado Gil pretendió -en plena sesión de la Legislatura provincial- justificar los casos de abusos sufridos por un grupo de chicas en la localidad lujanina de Potrerillos, el Día del Estudiante y, además, propuso generar una corriente de apoyo a los abusadores.

Lo hizo, además, en el período de "homenajes" en el que se recordó el Día Internacional contra la Trata de Personas, vale decir, de lucha contra la explotación, venta y abusos de seres humanos.

Sus polémicos dichos -a la sazón, una de las pocas veces que habló en el recinto y la única vez que alcanzó notoriedad en la prensa- podrían ser encuadrados en una violación a la ley antidiscriminatoria, lo que debería pagar -si sus pares le dan la entidad que tienen a sus palabras- la banca que ocupa merced a los oficios que, dentro de su partido, realizara el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, para que Gil fuese candidato.

El primer repudio provino desde el INADI, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo. Pero no tuvo que pasar mucho tiempo para que su discurso transpusieran las fronteras de Mendoza y, aún, del país.

Desde Buenos Aires, el presidente de la Fundación Sur, el reconocido experto en derechos de la infancia Emilio García Méndez (y diputado nacional de Solidaridad e Igualdad, SI), le dijo a MDZ que "ademas de dar verguenza ajena, este señor parece tener algunos problemas de índole psicológica". García Méndez indicó que "mejor que intentar ´resolver´a través de exabruptos como éste, debería consultar a un buen profesional".

En tanto, Martín Fernández Chiossoni, del Instituto Uruguayo de Estudios Legales y Sociales, expresó -en referencia a lo sostenido por Gil- que "este diputado debe seguir pensando que, cuando se cometen delitos sexuales, se agrede a la moral y las buenas costumbres , y no a la libertad sexual, que es lo que realmente importa".

"Ese cambio en el pensamiento -señaló a MDZ Fernández Chossoni, enterado de la polémica local- no es fruto obviamente del pensamiento reaccionario de este tipo de personas, sino de la lucha que dieron los movimientos feministas en pos de alcanzar el respeto, igualdad y la efectividad de los derechos. Relativizar de ésta manera estas cuestiones es ser cómplice", concluyó.

Mientras el estrellato del diputado mendocino crece en virtud de sus expresiones de ayer a la hora de la siesta, el titular de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, aseguró que él piensa "distinto". "Yo pienso distinto. Para mí se equivocó. Yo siempre he avalado la comisión de género en la Legislatura. Sus expresiones no fueron agradables y no cayeron bien a quienes las escuchamos. Me parece que se excedió pero espero que pueda aclararlo", dijo, sin hacer mención a sanciones algunas por lo manifestado en el recinto.

Piden que renuncie el diputado antifeminista Rogelio Gil

En un comunicado el Colectivo de Mujeres Juana Azurduy salió a repudiar fuertemente los dichos del diputado antifeminista Rogelio Gil (PJ) quien el miércoles en la sesión de la Cámara baja se despachó con manifestaciones poco felices acerca de las mujeres en donde señaló que las chicas de 13 años “se insinúan y que si abusan de ellas, es porque lo buscan. 

Desde la agrupación Juana Azurduy quieren su renuncia y dicen que su postura “es indignante” y que “toma como natural los diferentes flagelos: trata, violaciones, golpes, insultos”

Es por ello que declaran: “a las mujeres no nos gusta que nos peguen. A las mujeres no nos gusta que nos ridiculicen. A las mujeres no nos gusta que nos traten como objeto. A las mujeres no nos gusta que decidan sobre nuestro cuerpo. A las mujeres no nos gusta que nos abusen y violen. Las mujeres no “insinuamos”, las mujeres queremos ser valoradas, respetadas y escuchadas.

Si el diputado Gil no nos valora, no nos respeta y no nos escucha, entonces tiene que dejar su banca. ¿Y el Instituto Provincial de la Mujer, qué esta haciendo al respecto?”.

Foto: Argentina, Mendoza - El polémico diputado Rogelio Gil. / Autor: MDZOL

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.