viernes, 11 de septiembre de 2009

Argentina, Tucumán: Teleperformance baja los sueldos de sus empleados

Diego Tomas (PRIMERA FUENTE)

Aunque por ahora los más de mil empelados que trabajan en el Call Center más importante de la provincia (Teleperformance) no se animan en denunciar en la Secretaría de Trabajo las condiciones laborales y salariales, PRIMERAFUENTE accedió a las disposiciones recientes de la empresa que envió circulares modificando sus haberes, disminuyéndoles sus honorarios. Además, la empresa dispuso regimenes de convivencia laboral en la cual solamente puede utilizar los sanitarios por 7 minutos durante las seis horas de trabajo.

A pesar del disconformismo generalizado en Teleperformance por las disposiciones laborales y las reducciones en los sueldos, los trabajadores todavía no se animan a realizar las denuncias laborales pertinentes en la Secretaría de Trabajo. Sin embargo, se pudo acceder a recientes disposiciones que afectan aún más la actividad de más de mil operadores de esta empresa.

Desde abril de 2008, con una gran campaña publicitaria y apoyo económico desde el gobierno provincial, se instaló en suelo tucumano la primera compañía de Call Center. Esta empresa prometía trabajo inicialmente a unos 500 tucumanos, principalmente entre la franja de los 20 y 30 años.

Son tres las empresas de este tipo en la provincia: Surcontac, Atento y Teleperformance. Todas reciben aportes del gobierno provincial en sumas fijas por empleados y diversos ítems como el vinculado al alquiler como incentivo para instalarse en Tucumán. Teleperformance, no abona un centavo por el alquiler del local de Adolfo de la Vega 370.

En nuestro país no existe ninguna norma que regule el trabajo que realizan los empleados de estas empresas que están adheridos bajo la órbita de empleados de comercio, debido a que la mayoría de estos realizan funciones de ventas, aunque siempre telefónicas. Son prestadores de servicios tercerizados. En tanto, no reciben ningún aporte por trabajo insalubre, situación que si sería contemplada de ser reconocidos como trabajadores telefónicos.

La empresa ofrece trabajo part-time, que permite a sus empleados, una libertad horaria, optima para los estudiantes. Con un sueldo inicial de $6.93 la hora, con carga de 6 horas diarias y 5 días a la semana. Los empleados sólo cobran un peso por hora extra trabajada después de las 21 horas, y la correspondiente asignación en caso de trabajar un día feriado. No sucede lo mismo por trabajar fines de semana.

Las condiciones en que se desempeñan son extremas, sólo 7 minutos para ir al baño, en las 6 horas de trabajo, con penalizaciones por usos de los tiempos de espera en la atención, (no se puede dejar de hablar nunca), solo se puede consumir agua en el box de trabajo, los accesos a los volúmenes de las PC bloqueados, por lo que cada timbrado de llamada, retumba con más dureza en el tímpano de los trabajadores.

Un número importante de estos empleados, que superan los 6 meses de antigüedad, ya comienzan a tener consecuencias por este tipo de trabajo. Problemas auditivos, derrames oculares por subas de presión, estrés, problemas gástricos, cefaleas severas y disminución visual. En promedio, todo son jóvenes.

El hecho de brindar un sueldo seguro mensualmente, aportes previsionales, obra social, un trabajo fijo y casi seguro, resulta de gran atracción. En Tucumán se genera una situación muy particular, mientras el tiempo promedio de continuidad en este tipo de empleos no suele superar los 10 meses, en la sede Tucumán Teleperformance tienen empleados de más de un año y medio de antigüedad. No sólo estudiantes conforman la planta, es común ver profesionales de todas las áreas, entre ellos abogados, licenciados en ingeniería y maestros, son algunas de las profesiones más comunes.

El plantel de los trabajadores es de alrededor de 1.200 agentes, con los que cuenta Teleperformance en la actualidad. Más del setenta por ciento corresponde a la campaña de personal, el resto se divide entre Telecom 112 Y Arnet Soporte y un grupo minúsculo que vende gas natural a España. El resto, unas cien personas, ocupan otras funciones como ser líderes, auditores, formadores y demás). Mientras la mayoría de esos 1.200 cobran por hora, un grupo mínimo está mensualizado.

Gracias a los acuerdos conseguidos por el sindicato de empleados de comercio (SEOC), más los decretos nacionales, el sueldo final de bolsillo de un agente llegaba a los 1.300 pesos durante el último mes sin el “bono”, habiendo cumplido el máximo de horas por mes 132. Mientras que los empleados mensualizados, la mayoría con una carga horaria de 9 horas, por su condición, quedan fuera de convenio y no reciben ningún de los beneficios sindicales conseguidos. Por esta situación en el último tiempo, dificultó en gran medida la tarea de conseguir empleados, que deseen un ascenso.

Los aumentos generados en el último tiempo, parecen haber puesto en jaque los ingresos por la empresa, sumados a la negativa del gobierno provincial de aumentar el importe que entrega en concepto de incentivo por empleado. Los últimos ingresos tienen una carga de cinco horas diarias, para disminuir la erogación, por empleado. Sin embargo, la empresa acaba de adquirir un nuevo inmueble en calle Junín al 200, entre Mendoza y San Martín, quedando el edificio de Adolfo de la Vega para la campaña de Personal. A pesar de todo esto, la firma tomó la decisión de mensualizar a toda su planta.

Desde el mes en curso, según se notificó vía mail interno, el sueldo básico de un empleado que trabaje cinco días de seis horas diarias cobrará un básico de 990,49 pesos, que corresponde a más del 70 por ciento de la planta. De esta manera el sueldo, sufrirá una disminución de más de 300 pesos con respecto al mes anterior. Esta situación no hace más que corroborar el estado de indefensión en que se encuentran los empleados de esta empresa, antes este tipo de atropellos, por parte de una empresa, que actúa de forma ilegal sin que algún organismo intervenga.

Cada empelado tiene la posibilidad de acceder a un bono, o sea un plus extra que premia el esfuerzo realizado. El bono esta sujeto a cierta métricas, cantidad de llamadas atendidas, cuanto más mejor. Monitoreos aprobados desde calidad que mide el nivel de atención, y el tiempo de duración de las llamadas, esto arroja un porcentaje, se divide en tres escaños.

Pero además de estas condiciones el bono está sujeto a asistencia, si durante el mes se tiene un falta esta priva el 20% del bono que haya ganado el agente, dos faltas el 50%, tres faltas te deja afuera del poder acceder al bono. Aunque las faltas sean justificadas, te pueden dejar fuera del premio. Esto incita a que los empleados que si bien cuentan con los descansos legales en caso de exámenes o enfermedad tiendan a cambiar días de off (descansos), por sus ausentes o que se presenten en malas condiciones de salud para no perder el beneficio.

Foto: Argentina, Tucumán - Los empleados de esta empresa son constantemente perjudicados. / Autor: ECOS REGIONALES - PRIMERA FUENTE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.