miércoles, 9 de septiembre de 2009

China continuará con la política de control de la natalidad

XINHUA

El viceprimer ministro chino Li Keqiang enfatizó el lunes la importancia de continuar la política de planeación familiar y mantener una tasa baja de fertilidad para garantizar el desarrollo económico y el sustento de la gente.

"Una gran población y una base económica débil son las dos principales características de nuestro país. El asunto de la población es un asunto importante para el desarrollo completo, coordinado y sustentable del país", señaló Li en una reunión sobre la política de un hijo realizada ayer martes. Sus declaraciones fueron publicadas hoy.

La política de planeación familiar se introdujo a fines de la década de los 70 para controlar la creciente población de China alentando los matrimonios y maternidad a mayor edad y limitando a la mayoría de las parejas urbanas a un sólo hijo y a las parejas rurales a dos.

Li, también miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), enfatizó que la práctica adecuada de la política de un sólo hijo es esencial para garantizar el desarrollo económico, el sustento de la gente y la estabilidad social.

Indicó que el país debe garantizar una tasa de fertilidad baja mientras promueve la calidad general de la población y señala que asuntos como los defectos de nacimiento, el desequilibrio de géneros y la población que envejece deben ser abordados en un esfuerzo por convertir la enorme carga de población en enormes recursos humanos.

Se calcula que sin la política, la población del país sería de 400 millones más que los actuales 1.300 millones, según la Comisión Nacional de Población y Planeación Familiar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.