jueves, 24 de septiembre de 2009

Científicos encuentran moléculas de agua en la Luna

RIA NOVOSTI

Imágenes y observaciones hechas por tres naves espaciales, indican la existencia de moléculas de agua (H2O) y de hidróxilo (OH), en la superficie de la Luna, afirman tres estudios que publicará el próximo viernes la revista Science, informaron hoy agencias.

"Cuando decimos agua en la Luna, no estamos hablando de lagos, océanos o incluso charcos. Agua en la Luna significa moléculas de agua e hidroxilos (hidrógeno y oxígeno) que interaccionan con las moléculas de roca y polvo, específicamente en las capas superiores de la superficie", dijo Carle Pieters, que junto con sus colegas de la Universidad de Brown, (EEUU) revisó informaciones recopiladas en la primera misión de la sonda india Chandrayaan-1.

Según Pieters, las pruebas de espectrografía demuestran que las moléculas de agua se encuentran en mayor proporción en las regiones polares de la Luna permanentemente a la sombra. 

Roger Clark y colegas del Sondeo Geológico de EEUU durante investigaciones para identificar agua en la superficie selenita obtuvieron resultados similares a partir de información registrada en 1999 por un espectrómetro a bordo de la nave Cassini.

La doctora Jessica Sunshine y sus colegas de la Universidad de Maryland emplearon rastreos infrarrojos de la nave Deep Impact de NASA y establecieron que una gran parte de la superficie del satélite se cubre de moléculas de agua en un período determinado de tiempo.

Los estudios muestran que las moléculas de agua pueden estar moviéndose por la Luna, formándose y trasformándose conforme las partículas se mezclan con el polvo en la superficie lunar lo que obliga a revisar la noción de que la Luna es seca.

Las investigaciones de la superficie lunar coinciden con el intenso interés desde hace décadas en el agua en la Luna, lo que permitiría construir en este planeta una estación espacial habitable y permanente.

El aparato ruso LEND instalado a bordo de la sonda lunar LRO, lanzada por NASA a la órbita de la Luna en junio pasado, también está destinado a detectar agua en el planeta.

Su análogo marciano en la sonda MRO (Mars Reconnaissance Orbiter) ya permitió detectar glaciares en las zonas polares del Planeta Rojo ocultos bajo el polvo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.