viernes, 25 de septiembre de 2009

Desde México: Libertad, presa de intereses

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Uno de los periodistas más talentosos, lúcidos y comprometido de siempre con su ideología de avanzada y con su gremio es el colega cubano Ernesto Vera, fundador y presidente de honor de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, quien en una magistral conferencia reitera su denuncia en el sentido de que la mentira está organizada mientras la libertad es presa de intereses ajenos y corruptos a su ejercicio en América Latina.

Por eso mismo, agrega Vera, quien muchos años vivió en México y aprendió a quererlo, la verdadera libertad de prensa se viola de forma permanente a través de la persecución, la tortura y la muerte de los periodistas. Indudablemente se refiere al drama cotidiano que vivimos y que coloca a nuestro país en el primer lugar en el mundo, después de Irak que sufre del conflicto bélico de invasión imperial, en asesinatos, desapariciones forzadas y demás atentados a comunicadores.

La compañera Miralys Sánchez Pupo nos reseña la conferencia sobre la Situación Actual del Sector en el Continente, ofrecida en el Instituto Internacional de Periodismo de la Unión de Periodistas de Cuba en La Habana, por Ernesto Vera quien estuvo acompañado de otro respetado colega, José Dos Santos, director de Relaciones Internacional de Prensa Latina, PL, y director ejecutivo de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas, CIAP, de nuestra querida organización continental.

En muchas otras partes del mundo el problema se reitera ante las denuncias de nuestros colegas en lucha por la necesidad de realizar el ejercicio de su labor con apego a la verdad, desde luego se refiere en otras, al Informe permanentemente actualizado que conjuntamente emiten: FELAP-México; Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y Club Primera, al subrayar que es en América Latina donde la FELAP asumió la responsabilidad de crear en 1976 una consecuente labor para proteger y denunciar los maltratos y asesinatos de los periodistas.

Entre sus acciones principales, agregó, fundó en 1993 la Comisión de Investigadora de Agregaciones a Periodistas, CIAP que como parte de la organización profesional periódicamente actualiza el panorama de las agresiones que se ejercen contra sus profesionales para denunciarlas. 

Vera reiteró que el periodismo resulta una profesión muy curiosa al tener prohibido ejercerla con ética profesional. El periodista deja de comer si es desempleado y debe ajustarse a los dueños que compran su fuerza de trabajo, que en un 100 por ciento de los casos en muchos países no coinciden con el pueblo. En esos lugares la ética de la vanguardia está encadenada al estar sometidos por un sistema de terror mediático donde nunca mueren los empresarios que representan el Sistema Interamericano de Prensa. SIP. 

La curiosidad de esos entretelones entre la información real y la que se distorsiona en beneficio de esos magnates fue totalmente demostrada cuando precisamente en la SIP, fundada en La Habana de 1943, contaba cada país con un solo voto, entre ellos Estados Unidos. Pero hubo un giro al ser refundada la organización en Nueva York en el año de 1950 y se tomó una medida perversa para decidir que los votos serían a partir de entonces por medios y no por países. Esa imposición benefició a Estados Unidos con 424 votos para aplicar la mordaza a todos los criterios que no coincidieran con las opiniones de los dueños norteamericanos para profundizar aún más las diferencias entre los dos extremos continentales en relación con sus derechos sociales. 

La dramática situación que se vive en el continente se aprecia en los informes trimestrales que reflejan como los periodistas son vejados y hasta asesinados. Además la agresión cotidiana que se expresa con el desempleo o la posibilidad que se les haga desaparecer por defender sus criterios, como es el caso de Colombia y México, agregamos, son los países latinoamericano donde más periodistas han perdido la vida, como un recurso para acallar sus voces por la justicia social. 

Coincidentes en todo con la posición y el discurso del gremio organizado mexicano, saludamos a Ernesto Vera y a José Dos Santos, cuando sabemos que la verdadera libertad de prensa se viola de forma permanente a través de la persecución, la tortura y la muerte de los periodistas, que es solo la punta de un iceberg, para que se considere a esa labor como la más peligrosa de todas y al mismo tiempo la más hermosa de las profesiones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.