viernes, 25 de septiembre de 2009

El ferrocarril una cuestión nacional. Un contrato colonial: Renovaron la concesión al F.C. Nuevo Central Argentino del senador Urquía

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

Es extraña la ligereza con que los malvados
creen que todo les saldrá bien
Víctor Hugo

Otra vez la desvergüenza

"La ley (de Medios) que se está discutiendo en el Congreso es muy importante, pero no puede haber ninguna discusión que olvide que la lucha contra la pobreza y la exclusión es la problemática fundamental en la vida de los argentinos", expresó el obispo Bergoglio al inaugurar las XII Jornadas de Pastoral Social en el colegio San Cayetano del barrio porteño de Liniers.

Más tarde, el titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, obispo Jorge Casaretto, volvió a insistir sobre la pobreza, a la que calificó como: “escandalosa la exclusión social en el país. Afirmó además: “La Iglesia asegura que la pobreza en Argentina ronda el 40 por ciento, mientras que el INDEC registra apenas un 15,6 por ciento”. (DyN

Agrego: no únicamente la pobreza y el hambre, hay que complementar otras demandas graves que existen y ocurren como el aumento de la desocupación, la desnutrición infantil, el jolgorio de las multinacionales del petróleo, el gas, la minería, la adquisición de nuestras tierras por extranjeros en zonas vitales, lugar donde viven nuestros paisanos y comunidades originarias, mismos que son contabilizados como objetos inanimados o como ganado de la zona. Ubicaciones que tienen que ver con la defensa nacional. Además, hay que contabilizar el veto presidencial a la ley sobre la protección de los glaciares, la gravedad de la instalación de la corrupción que se ha institucionalizado como un sujeto natural en la sociedad para doblegar voluntades, la profundidad de la penetración de la droga y otras obediencias graves pasan en nuestra querida patria. 

La oposición obnubilada y desorientada trajina a los manotazos buscando aferrarse a algo, sin poder construir su propio eje político, bailan al ritmo de la línea argumental y discursiva que les propone el gobierno, olvidando antiguas esencias. Podemos inferir o suponer que se olvidan, o no lo saben, o no les interesa, o están de acuerdo con el gobierno en algunas situaciones. ¿O son acaso ellos los derrotados? 

La mediocridad es un manto de tinieblas que cubre todo la geografía política nacional. Vemos además que al gobierno y a la oposición, en forma integral, los ataca, un narcisismo feroz, abrochando a ambos. ¿Es parte de su misma naturaleza?

Sobre el sector progresista, llamado de la nueva izquierda, diría pacato, con una historia coherente: la de huir siempre para adelante, padecen entre otras cosas de un fuerte eclecticismo. A ello también los abrocha un narcisismo militante, miden su sombra como si esta fuera la medida de su ego, solo aburren, no saben donde están, son parte de las tinieblas, no articulan ni una sola idea, mascullan denuncias, bailan al ritmo del gobierno y de la otra oposición y sus diferentes variantes, no tienen ni un tarareo, son sólo rezongos, plagados de vacilaciones…

Es decir, las cuestiones nacionales no están en la agenda de ninguno de los mencionados, como aludo más arriba, el hambre, la desocupación, el aumento de la pobreza, la inseguridad social, el envenenamiento de los ríos por efectos del cianuro por la impía explotación minera, la corrupción como herramienta política para doblegar voluntades, el genocidio silencioso a través de la mafia de los remedios, y la instalación de la mentira con un valor de verdad verdadero.

La otra izquierda, la que dice estar más a la izquierda de la izquierda llena de pureza y sin contradicciones, legitima siempre las contiendas electorales preñadas de fraudes y de engaños, denunciadas por ellos mismos, no dan señales creíbles de vida, sólo se sabe que se multiplican en la división, toda una paradoja matemática. 

En medio de toda esta parafernalia de dimes y diretes sobre el proyecto de ley de los medios de radio difusión, ocurren otros asuntos sobre las cuestiones nacionales, pero un mutismo militante los agarrota.

En silencio y sin estridencias se acaban de implementar otras desvergüenzas por parte del gobierno y la mudez de las oposiciones.

A través del Decreto 1039/09, el Gobierno nacional le ha renovado el contrato de concesión a la empresa ferroviaria Nuevo Central Argentino Sociedad Anónima, cuyo propietario es el senador Nacional por el Partido Justicialista – Córdoba Urquía, dueño, asimismo, de la aceitera General Deheza.

Esta renegociación del contrato del NCA no fue la única ventaja que el aceitero Senador Urquía obtuvo del gobierno de los K. Historiemos, no bien asume en el 2008 con el cargo de senador de la nación este, se postula, acuerda, gana y luego asume como presidente de Comisión de Economía del Senado. El senador Urquía, influyente acopiador de granos, es parte del mundo K. Cómo será que influyó para que a través de una ley le autorizaran la instalación de una “aduana seca” en General Deheza, Córdoba, pueblo-ciudad donde está instalada la aceitera. Violando la Constitución Nacional en su artículo 9, donde dice; “En todo el territorio Nacional no habrá más Aduanas que las nacionales, en las cuales regirán las tarifas que sancione el congreso”.

Por el dominio de las Aduanas, en nuestro país, se consumaron guerras civiles, en este caso no, el dedo discrecional del Poder Ejecutivo otorgó, al acopiador y especulador Senador de la Nación el vil dominio de una aduana seca, con fines de lucro.

Con la suma de la aduana seca, más el F.C. Nuevo Central Argentino, este senador Urquía, justicialista por Córdoba, interviene y fija pautas en toda la cadena del mercado de oleaginosas, establece precios (deber del congreso) implanta el valor en la producción primaria, el acopio, industrialización, transporte y exportación. Es decir, el gobierno le otorga facilidades para que se transforme en un monopolio, al que dice combatir. 

Permitiéndome una digresión, digo, ya que este gobierno proclama su lucha contra los monopolios ¿Que hacemos con la Warren Buffet, patronal de Kraft?, que no ha respetado ni una sola Ley, ni acatado ninguna resolución del Ministerio de Trabajo que solo atina tibiamente a multar a esta empresa, mientras el gobierno de Scioli le garantiza la infantería para reprimir a los trabajadores, despidiendo a 160 trabajadores. Esta multinacional yanqui que financia golpes de estado como en Honduras. Con la complicidad de la burocracia sindical, viola todos los derechos laborales en Argentina.

En los hechos, este gobierno, alienta al monopolio ya que el NCA, en ese funcionar tiene cooptadas a las cooperativas de la zona, mismas que tienen que recurrir en forma ineludible a las fauces de la Aceitera General Deheza. Aceitera que actúa como si fuera la Junta Nacional de Granos Privada, zonal. Fijando además, precios en los fletes del transporte ferroviario, como también el valor de las oleaginosas y la comercialización. Actividad que realiza a través de su puerto privado Terminal 6, en sociedad con Bunge (ex Bunge y Born). Asociada con los carteles de siembra y las grandes exportadoras de granos donde las retenciones ni los rozan. 

Además, por si esto fuera poco, el gobierno nacional le está financiando al ferrocarril NCA, en este momento, dos importante obras ferroviarias en Rosario sobre el acceso al puerto Terminal 6, que contemplan una duplicación de vía entre Rosario y San Lorenzo, y el trazado de una variante entre San Lorenzo y la estación Cerana. El costo total de esas obras asciende a 202 millones de pesos, según las resoluciones 19/08 y 20/08 firmadas por el entonces secretario Ricardo Jaime.

Como si esto fuera poco, por medio del decreto 1039/09, firmado por Cristina Kirchner, rubricado por el jefe de ministros, el de economía y el de planeamiento, condona deudas a la empresa ferroviaria Nuevo Central Argentino, redujo el canon, amplió sus servicios y habilitó la posibilidad de acceder a subsidios del Estado. 

El decreto 1039/09, mediante el cual la Presidente aprueba la renegociación del contrato con la empresa ferroviaria Nuevo Central Argentino (NCA), propiedad del senador Urquía, marca la culminación de una renegociación, que NCA venía exigiendo desde hace 15 años. Misma que estipula una cadena de beneficios para el NCA, que este ha previsto facturar 316 millones de pesos. 

A través de ese mismo decreto, el Poder Ejecutivo, les perdona la deuda al F.C. NCA. Adeudaba 107 millones de pesos por inversiones no realizadas: no pago de canon y multas. En notas anteriores habíamos denunciado como este gobierno le transformaba la deuda por promesas de inversión, que nunca realizaron El Gobierno había pesificado la deuda, la redujo de 107 a 60 millones de pesos. Finalmente, el gobierno K estableció que estos 60 millones, NCA los pague en un plazo de 18 años, con inversiones en infraestructura y material rodante, sin ninguna indexación.

Hay que recordar, que al tiempo de obtener la concesión, NCA dejó de pagar el canon por la explotación de 4.750 kilómetros de vías. Por ello acumuló una deuda con el Estado de 20 millones de pesos. El decreto firmado por CFK estipuló que el canon, a partir de ahora, será del 3% de su facturación (unos 10 millones de pesos), de los cuales la empresa sólo pagará en efectivo el 30%. Ese saldo, dice el NCA, que lo destinará a financiar obras de infraestructura ferroviaria y material rodante en su propia línea. Todo queda en casa.

Con esta renegociación, el Gobierno ratificóademás a NCA como empresa operadora de servicios interurbanos de pasajeros. Es de hacer notar que en el contrato original la empresa del Senador Urquía no podía brindar este tipo de servicios como a los otros concesionarios de cargas. Pero…fue autorizada en 2004, sin llamado a licitación, por el ministro de Planificación Julio de Vido.

El contrato original establecía que el Estado no podía otorgar ningún tipo de subsidio al NCA ni a ningún concesionario de carga. Ahora el Estado Nacional, con el dictado del decreto 1039/09, le otorga 195 millones de pesos para el “fortalecimiento de la infraestructura de los corredores interurbanos de pasajeros”.

Al mismo tiempo, en este renegociación se trasfirieron a NCA nuevos ramales e inmuebles, que no estaban en el contrato original. La concesión fue de 4.750 kilómetros de vías y ahora se extenderá a 5.123 kilómetros.

Pero esto si que es grave: el uso sin control del patrimonio del estado, en decir el patrimonio de la empresa de Ferrocarriles Argentinos. El decreto de marras firmado autoriza a NCA a explotar y suscribir contratos sobre los bienes e inmuebles que tiene bajo su concesión, incluyendo espacio aéreo y subsuelo, algo que venía reclamando desde hace años Urquía, y que el contrato original prohibía. Darle la autorización de explotar el espacio aéreo y el subsuelo es una cuestión que atenta y viola los articulados constitucionales. Ni tan siquiera los gobiernos conservadores le otorgaron ese beneficio a los ingleses. La genuflexión del poder ejecutivo supera, ante esta firma y otras, como las mineras, toda inclinación conocida de un colonizado a un colonialista criollo o extranjero. El colonialismo genera conductas colonialistas en el colonizado.

M. Fragueiro, economista de J. José de Urquiza cuando renuncia a su cargo porque Urquiza hipoteca parte del patrimonio a la banca extranjera…dice entre otras cosas: que ninguna vía navegable, ningún camino, ni siquiera un sendero podría ser concesionado a cualquier oferente privado, sea extranjero o nacional. Que el estado es el único concesionario de todos los caminos y rutas navegables. El Ferrocidio - Pág. 68 -2da edición - del autor.

Concesión falaz dada por este decreto, si las hay, el gobierno le otorga esa aquiescencia a la empresa del Senador Urquía-NCA. a pesar de que había argumentos suficientes para rescindirle el contrato. Este Decreto fue avalado por la Sindicatura General de la Nación, la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos, la Procuración General del Tesoro, entre otros organismos del Poder Ejecutivo. Ninguno balbuceó nada, obediencia debida y a otra cosa.

Debemos recordar que el contrato original fue aprobado por Menem y Domingo Cavallo –intimo amigo de Urquía– en 1992, basados en la ley de Reforma del Estado 23.636, aún vigente, que ni el gobierno ni la oposición en sus diferentes formatos la mencionan, ni piden su revisión, siendo que esta es la llave de todas las cerraduras, cuyo ideólogo fue Dromi. 

A fines de década de los 90 la Auditoria General de la Nación comprobó que Urquía, entre otros incumplimientos, no había pagado el canon correspondiente, incumplió en un 73% las inversiones comprometidas, además no permitió la participación accionaria de los trabajadores en la empresa, no reparó los kilómetros de vías comprometidos; descuartizaba una locomotora sacando repuestos, concedidas por el Estado, como fuente de repuestos para reparar otras, ahorrando en esa destrucción dinero en la compra de repuestos. Pese a ello, la familia Urquía seguirá teniendo bajo su poder este estratégico tren. Los ramales concesionados se extienden sobre la cuenca de oleaginosa más grande del país, llamado el cuadrilátero o nudo de cuyo. Como broche el NCA recibió un subsidio de 195 millones de pesos para aplicar a infraestructura.

El Poder Ejecutivo dispone, en forma prepotente, a través de este decreto otorgar beneficios al NCA-Urquía como si los bienes y dineros nacionales fueran de su propiedad. La neblina de la mediocridad mental impide a la oposición mirar otros lugares fuera de la Ley de Radiodifusión. Son unidireccionales. No esbozan un proyecto de país. Ya vendrán vientos que despejarán el territorio nacional de tanta penumbra. 

Por ahora, como dice el General San martín: "Una derrota peleada vale más que una victoria casual". Como decimos los ferroviarios: A pesar de la resistencia y derrota, no fuimos vencidos, continuamos en la lucha para recuperar el ferrocarril, que vuelva hacer un servicio público que beneficie a la nación y al pueblo, integre de nuevo la geografía enrielada, vuelva a vertebrar las economías regionales y restablezca la comunicación perdida entre pueblos y regiones. Para eso, este debe ser estatal, monopólico, eficiente, moderno. Cuestión que tiene que ver con la defensa de la soberanía territorial y por la recuperación de la dignidad y la ética pérdida, sin ellas nada podrá alcanzarse. Todo enmarcado en un proyecto de país libre y soberano. Tener o no Ferrocarriles Estatales es una definición de Estado de carácter estratégico, que tiene que ver con la soberanía nacional. 

Argentina es el único país que su territorio es invadido y surcado por empresas extranjeras, violentando la soberanía nacional.

Termino con el maestro Scalabrini Ortiz, de quien, este año, se cumple el cincuentenario de su muerte: Reconquistar el dominio político y económico de nuestra propia tierra es nuestro deber para con nosotros mismos, para nuestros hijos y para los hijos de nuestros hijos. No es una acción fácil pero tampoco es una acción inabordable. Los revolucionarios de 1810, de donde provenimos, nos dieron el ejemplo de que nada resiste la voluntad del hombre puesta al servicio de una gran causa.

A 50 Años de la desaparición de Raúl Scalabrini Ortiz 
A 60 años de la nacionalización de los ferrocarriles

Autor de: 
* El Guardapalabras, memoria de un ferroviario (agotado)
* El Cordobazo, una rebelión popular (agotado)
* El Ferrocidio 1º edición (agotado) 
* El Ferrocidio 2a edición (ampliada y corregida) 
* Crónicas del Terraplén (cuentos)
* Ferroviarios, sinfonía de acero y lucha – 1ra edición
* ex - Secretario General del Organismo Central Capital Federal del Personal Técnico de los Ferrocarriles Argentinos (APDFA) (1984-1989)
* Miembro Fundador del Mo.Na.Re.FA - Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.