jueves, 17 de septiembre de 2009

El Programa Mundial de Alimentos urge ayuda para Guatemala

CERIGUA  

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) necesita dinero para aliviar la situación de cientos de miles de guatemaltecos al borde de la hambruna, señaló Josette Sheeran, directora de ese organismo humanitario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El PMA se ve obligado a reducir sus operaciones en Guatemala, debido a la falta de financiamiento, justo cuando el gobierno más necesita ayuda, pero, lo que es más importante, cuando miles de personas necesitan apoyo, principalmente mujeres y niños, dijo Sheeran en conferencia de prensa en Londres, cuyas declaraciones fueron reproducidas por los medios guatemaltecos.

La entidad anunció que gestiona la donación de 17 millones de dólares para financiar la distribución de alimentos y suplementos vitamínicos destinados a guatemaltecos que afrontan crisis alimentaria, en especial en los departamentos que forman el corredor seco en el nororiente del país, donde oficialmente se reporta la muerte de 25 niños por ese fenómeno.

El Presidente Álvaro Colom manifestó que la crisis alimentaria podría agudizarse en enero próximo, al referir que todo parece indicar que si la sequía sigue, habrá problemas también con la segunda cosecha, pero señaló que ya se trabaja en un plan de contingencia.

El Relator Especial de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, Oliver De Schutter, criticó al sector político guatemalteco por no impulsar reformas en el Congreso de la República, que permitan combatir la pobreza extrema.

Según la prensa, a pesar de que existe una sala específica en el Legislativo, los diputados de la Comisión de Seguridad Alimentaria afirmaron que poco pueden hacer para combatir la crisis.

El presidente de la referida comisión, Eduardo Quej, dijo a los medios que únicamente se puede vigilar el cumplimiento de las normas presupuestadas o las transferencias para adquirir más alimentos.

En Guatemala, más de 54 mil familias en extrema pobreza han sido afectadas por la crisis alimentaria, que se agravó en el último mes por la prolongación de la sequía, que ya causó daños en gran parte del territorio nacional.

Greg Barrow, coordinador internacional del PMA para medios de comunicación, advirtió que se agota el financiamiento del programa de esa entidad para la distribución del Vitacereal, por lo que si no llegan más fondos, unos cien mil niños menores de 3 años y unas 50 mil mujeres embarazadas y lactantes se quedarán sin ese alimento.

El Gobierno declaró la semana pasada el estado de Calamidad Pública ante la grave escasez de alimentos; además de las dramáticas consecuencias de la crisis económica sobre los más pobres, el país también padece una grave sequía, lo que ha causado la pérdida de la producción agrícola en las zonas afectadas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.