viernes, 11 de septiembre de 2009

El Salvador: Las amenazas de Cristiani, convertir a San Salvador en “Troya”

COLATINO

El ex Presidente de la República, Alfredo Cristiani, ha abierto la boca, en dos ocasiones distintas, ante igual número de medios de información, para hacer amenazas abiertas y directas contra el Presidente Mauricio Funes y el partido de gobierno, el FMLN.

El 28 de agosto, por ejemplo, expresó al matutino La Prensa Gráfica, refiriéndose a supuestos despidos en el gobierno, que “si sacan a esos 16,000, aquí les vamos a armar Troya”. 

Cristiani hace referencia a parte de la mitología griega, plasmada en La Ilíada y La Odisea, de Homero, que narra el asedio de nueve años a la ciudad de Troya, la cual fue incendiada, tras colapsar la defensa, producto de un engaño militar (El caballo de Troya).

Es decir, lo que Cristiani le está diciendo al gobierno de Funes y al FMLN es que están dispuestos a armar cualquier acción violenta contra el actual gobierno, si no son atendidos sus caprichos. 

“Ellos quieren más combatividad, y en algunos temas está bien tenerlas, pero en otros no”, prosiguió Cristiani, refiriéndose a un sector del partido de derecha que está impaciente por confrontar contra el gobierno del Presidente Mauricio Funes, y que critica la supuesta pasividad del partido ARENA.

Posteriormente, en la entrevista concedida al también matutino Diario El Mundo, Cristiani amenazó: “Yo puedo ser destructivo, y ahorita tenemos cómo parar al Presidente de la República y que no pueda hacer nada”. Estas declaraciones son, realmente, amenazas serias, que no deben ser digeridas por el gobierno y el partido de gobierno, sino, por toda la sociedad en general.

Es decir, de todos y todas las salvadoreños que tienen esperanzas de que el cambio llegará con este gobierno. De todos aquellos que están de acuerdo con los cambios, que no podrán ser bruscos, y por lo tanto no se impaciente, pero, están convencidos de que llegarán. Así lo reflejan las encuestas hechas públicas, en el marco de los primeros cien días de gobierno de Funes y el FMLN.

Y es necesario que en la defensa del gobierno del cambio se involucren todos y todas, porque El Salvador tiene al sector derechista más retrógrada de América Latina, tanto económico como político. Las declaraciones del ex mandatario Alfredo Cristiani así lo demuestran.

Como así lo demuestran los empresarios que fueron a Honduras a apoyar al golpista Roberto Micheletti. Es decir, a los Simán y los Zablah, entre otros, y los que participaron en el Consejo Empresarial de América Latina, el fin de semana pasado, en esta capital, para definir estrategias para detener el “avance del socialismo del siglo XXI”. No darle la relevancia que se merecen a estas expresiones, afortunadamente públicas, es dejar libres los flancos para que los perversos de la derecha nos golpeen en cualquier dirección. Una vez más invitamos a no olvidar la importancia de la organización popular, que es la que los Troyanos desconocían, además de dormirse en sus laureles.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.