miércoles, 16 de septiembre de 2009

Estados Unidos: El gobierno y el Congreso en desacuerdo sobre el envío de más tropas a Afganistán

El Departamento de Defensa y el Congreso de Estados Unidos presentan puntos de vista contrarios sobre la necesidad de enviar más tropas a Afganistán, mientras el presidente Barack Obama está considerando un nuevo plan para ganar la guerra de ocho años en el país de Asia central.

Antes y después de que Stanley McChrystal, el máximo comandante estadounidense en Afganistán, presentase el informe de evaluación, se ha especulado sobre si el ejército podría solicitar el despliegue de más tropas para derrotar a la insurgencia talibán, pese a que Obama prometió este año enviar al país 21.000 efectivos adicionales a finales de este año.

Por primera vez, el martes el ejército envió un claro mensaje de que los esfuerzos adecuados para contrarrestar a la insurgencia talibán "significan probablemente más tropas".

En una audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado, el almirante Mike Mullen, presidente del Estado General Conjunto de EEUU, dijo: "En mi opinión, está muy claro que necesitaremos más recursos" para llevar a cabo la nueva estrategia de Obama en Afganistán, anunciada a principios de este año.

Sin embargo, Mullen no dijo cuántas tropas más se solicitarían, una cuestión que, según indicó, se debatiría en las próximas semanas.

Sus declaraciones recibieron el aval del máximo legislador republicano en el comité, el senador John McCain, quien dijo: "Con fuerzas en la guerra escasas, se podrían repetir los errores que cometió Estados Unidos en Irak".

Pero los demócratas del Congreso siguen siendo escépticos y se oponen a la posibilidad de enviar más tropas a Afganistán antes de que el gobierno proponga un plan detallado para ganar la guerra.

El presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, el demócrata Carl Levin, argumentó que para demostrar su resolución en la guerra, Estados Unidos debe proporcionarle "los recursos necesarios al ejército y a la policía de Afganistán para que sean autosuficientes", lo cual demostraría "nuestro compromiso con el éxito de la misión, que satisface nuestro interés de seguridad nacional", no sólo la ampliación del número de tropas desplegadas allí.

Esta semana, otros líderes demócratas del Congreso, entre ellos la presidenta de la cámara Nancy Pelosi, y el líder de la parte mayoritaria en el Senado Harry Reid también instaron a la administración Obama a abandonar el plan de ganar esta guerra cada vez menos popular mediante la solicitud de más recursos.

Sin embargo, la administración Obama, que está tratando de presionar para que avance la reforma del sistema sanitario en el Congreso y en la opinión pública, aún no ha hecho comentarios sobre el informe de evaluación de McChrystal y la posible solicitud de más recursos para la guerra en Afganistán.

En el Departamento de Estado, la secretaria de Hillary Rodham Clinton le dijo a la prensa que la administración estaría deliberando sobre los próximos pasos a seguir en Afganistán "durante algún tiempo".

De acuerdo con fuentes del Congreso, McChrystal tiene programado informar a legisladores clave sobre su informe de evaluación.

Estados Unidos tiene actualmente 65.000 tropas en Afganistán, y a finales de este año se desplegarán en el país unos pocos miles de efectivos adicionales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.