viernes, 11 de septiembre de 2009

Estados Unidos: Enfrenta a la escasez de cardiólogos en un contexto de población cada vez más envejecida y con sobrepeso

Con su población cada vez más envejecida y con sobrepeso, Estados Unidos (EEUU) se enfrenta a una grave escasez de cardiólogos, una situación que presagia problemas, según advierte un estudio.

En estos momentos, ya hay unos 3.000 cardiólogos de menos en el país, según indicó un estudio publicado por Health Day News.

La carestía podría ser de 16.000 cardiólogos en el año 2050, según el Colegio de Cardiólogos de EEUU (ACC, siglas en inglés).

Según una encuesta de personas relacionadas con la contratación de cardiólogos, el ACC proyecta una carestía de hasta 16.000 de estos médicos especialistas en las próximas cuatro décadas.

La principal razón para la escasez de cardiólogos es que ha habido una reducción del 25 por ciento en el número de plazas disponibles para la formación en cardiología en escuelas médicas, debido a la extendida consideración de que los médicos de familia pueden facilitar buena parte del tratamiento a los pacientes de enfermedades cardiovasculares.

"Ahora tenemos un agujero, un tremendo agujero, y tenemos la sensación de que va a ser peor porque tenemos a los nacidos durante el 'baby boom' llegando a los 65", señaló el autor del estudio, el doctor George Rodges.

"Estimamos que el déficit de cardiólogos va a ser mayor, e incluso duplicarse, desde ahora hasta 2030 o 2050", indicó.

Eso significa, según el estudio, que, para satisfacer la demanda, EEUU necesitaría tener en 2050 el doble de cardiólogos que tenía en el año 2000.

"Para atender al gran número de pacientes que están sufriendo enfermedades crónicas, por supuesto necesitamos más personas altamente cualificadas", dijo la doctora Janet Wright, vicepresidenta de Ciencia e Igualdad del ACC.

Las enfermedades cardiovasculares son las que provocan más muertes entre mujeres y hombres en EEUU.

Al menos 80 millones de personas en EEUU padeció por lo menos un tipo de enfermedad cardiovascular en 2006, incluyendo ataques al corazón (casi 8 millones de personas), derrames cerebrales (6,5 millones de personas) e insuficiencias cardíacas (5,7 millones de personas), de acuerdo con la Asociación Cardíaca de EEUU.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.