jueves, 24 de septiembre de 2009

Estados Unidos: Hillary Clinton pide a Irán reactivar el diálogo con la comunidad mundial

RIA NOVOSTI

La secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, de nuevo instó a Irán para que reanudara el diálogo con la comunidad mundial.

"Ya es hora que Irán reanude la cooperación con la comunidad mundial", dijo Clinton comentando los resultados de la reunión que celebró ayer el sexteto de mediadores internacionales para Irán (EEUU, Rusia, Gran Bretaña, Francia, China y Alemania).

Según Clinton, la República Islámica está en la alternativa de profundizar su aislamiento o suspender el programa nuclear.

"Le corresponde a Irán elegir el camino a seguir", indicó la secretaria de Estado.

En referencia a la postura del sexteto, Clinton dijo: "En primer lugar, el grupo coincide en la necesidad de ejercer presiones sobre Irán para que cumpla los compromisos respecto a su programa nuclear y está preocupado por la renuncia de Irán al diálogo".

Según la jefa de la diplomacia de EEUU, el sexteto también considera correcto tratar de incorporar a Irán en la gestión de los asuntos internacionales.

Además, "los ministros dieron a entender que en el encuentro del 1 de octubre próximo los representantes iraníes deben estar listos para mantener un debate serio sobre asuntos concretos y presentar un plan de acciones concretas a emprender en relación con el programa nuclear", indicó Clinton y agregó que el sexteto elaborará la línea a seguir a partir de los resultados del próximo encuentro con los representantes iraníes en Ginebra.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, resaltó el pasado miércoles la necesidad de "ayudarle a Irán a tomar una decisión correcta" en lo concerniente a su programa nuclear. "Las sanciones pocas veces conducen a un resultado positivo", recordó Medvédev tras reunirse en Nueva York con el presidente de EEUU, Barack Obama.

Al reconocer que el problema iraní acaparó bastante atención durante su entrevista con el líder estadounidense, Medvédev destacó que "el objetivo es crear un sistema de estímulos" que, por un lado, permita a Irán usar la energía atómica con fines civiles y, por otro, prevenga la creación de armas nucleares.

El pasado mes de julio, los líderes del G-8 pidieron a Irán responder hasta septiembre a la propuesta del "sexteto" de renunciar al programa nacional de enriquecimiento de uranio a cambio de preferencias comerciales.

Algunos Estados, en particular Francia y Alemania, anunciaron que insistirán en el recrudecimiento de sanciones si Teherán no vuelve a la mesa de negociaciones en el plazo señalado.

EEUU y otros países de Occidente acusan a Irán de procurar arma nuclear bajo la cobertura de un programa de energía nuclear civil. Teherán rechaza todas las acusaciones, declarando que su programa nuclear está orientado exclusivamente a satisfacer la demanda interna de energía.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó cinco resoluciones sobre Irán que imponían sanciones a Teherán y exigían que pare el enriquecimiento de uranio y la realización de su programa de desarrollo de misiles.

Los líderes mundiales planean volver a examinar la situación en torno al programa nuclear iraní en la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Pittsburgh (EEUU) los días 24 y 25 de septiembre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.