lunes, 7 de septiembre de 2009

Estados Unidos y Rusia siempre serán adversarios potenciales

NEZAVISIMAYA GAZETA - RIA NOVOSTI

Las controversias estratégicas entre EEUU y Rusia surgieron mucho antes de la Guerra Fría y no desaparecieron con su término, de manera que la actual fase del ‘relanzamiento' en las relaciones bilaterales podría perfectamente derivar en otra espiral del conflicto, advierte el historiador Alexei Fenenko, del Instituto ruso para problemas de seguridad internacional, en un artículo publicado hoy en Nezavisimaya Gazeta.

Algunos ensayistas estadounidenses afirman que el diálogo cabal entre Moscú y Washington se ve frenado por la falta de valores liberales comunes o la subsistencia de clichés de la Guerra Fría. Sin embargo, la existencia de ‘valores comunes' no impidió a EEUU contribuir al colapso de los imperios británico y francés, ni preservar las restricciones en lo que concierne a la soberanía de Alemania y Japón, señala el articulista. También recuerda que algunos socios allegados a Washington, como las monarquías del Golfo Pérsico, se asemejan por su autoritarismo a Irán y Corea del Norte. La visión de Rusia como enemigo potencial de EEUU, según Fenenko, se remonta a los años 80 del siglo XIX, y los breves períodos de cooperación no son una regla sino más bien una excepción en sus relaciones.

La política de seguridad nacional de EEUU se sustenta en el antagonismo a la nación más poderosa de Eurasia. Desde las guerras napoleónicas, Washington trata de calcular cuál de las potencias europeas podría teóricamente llevar a cabo una expedición transatlántica y procura reducir de antemano sus recursos. A día de hoy, Rusia es el único país técnicamente capaz de aniquilar a EEUU y dotado de armas equiparables para conducir una guerra con los estadounidenses. Por tanto, está condenado a ser enemigo potencial de EEUU.

Fenenko no niega que Rusia y EEUU puedan desarrollar un diálogo estratégico de carácter constructivo pero subraya que Moscú y Washington necesitan elaborar para ello ciertas reglas del desarme, así como las reglas del comportamiento en lo relativo a los conflictos con terceros países. Al propio tiempo, el historiador resalta que el diálogo no es sinónimo de cooperación pletórica. Cualquier deshielo entre EEUU y Rusia, a su juicio, tendrá límites objetivos en un futuro previsible.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.