jueves, 17 de septiembre de 2009

George Mitchell descarta resolver problema de los refugiados palestinos a expensas del Líbano

El visitante enviado de EEUU para Medio Oriente, George Mitchell, dijo que su país no resolverá el problema de los refugiados palestinos a expensas de los intereses de Líbano, reportó el sitio de noticias locales, Naharnet.

Mitchell hizo estos comentarios durante su reunión con el presidente libanés, Michel Suleiman, justo después de haber llegado a Beirut desde Amman. El problema de los refugiados palestinos fue uno de los principales temas en la agenda.

Mitchel informó a Suleiman sobre los resultados de sus pláticas con los palestinos y los funcionarios israelíes respecto a los procedimientos de construcción de los asentamientos, y recalcó "el continuo apoyo y ayuda de EEUU a Líbano en todos los niveles y en todas las áreas".

Mientras que Suleiman resaltó "el rechazo a la naturalización palestina por todos los partidos políticos en base a la constitución", Mitchell reconfirmó el compromiso de su país de no resolver el problema de los refugiados a expensas de los intereses de Líbano.

Actualmente hay unos 400.000 refugiados palestinos en Líbano y la mayoría de ellos viven en campos de refugiados operados por la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Medio (UNRWA).

Suleiman renovó la demanda de Líbano de que la administración de EEUU debe ejercer todo lo que esté en su poder para que los israelíes se retiren de los territorios ocupados libaneses.

El presidente libanés expresó su esperanza de que los esfuerzos de EEUU tengan éxito y se reinicien las pláticas de paz en la región.

Antes de su parada en Beirut, Mitchell visitó Israel y el territorio palestino donde se reunión con el primer ministro israelí, Netanyahu y con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, respectivamente, en un intento por alcanzar un compromiso sobre el tema de la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.