lunes, 21 de septiembre de 2009

La peor crisis alimentaria en Latinoamérica debido al cambio climático

CERIGUA

El cambio climático obliga a América Latina a padecer graves problemas de deforestación y escasez de agua para el consumo, situaciones que agravarán la crisis alimentaria en el continente, donde 53 millones de personas padecen hambre en la actualidad.

De acuerdo con un reporte publicado en el sitio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), unas 70 mil hectáreas de bosque desaparecieron de la región desde 1990, principalmente en Brasil, México, Centroamérica, Bolivia, Ecuador y Venezuela.

La cosecha de cereales bajó drásticamente durante el mismo periodo, debido a las altas temperaturas que conllevaron graves problemas de seguía en determinadas zonas en el Istmo, en Argentina y en Uruguay, destaca la información.

Los gobiernos deberán tomar medidas urgentes para mitigar y adaptarse al cambio climático, de lo contrario los fenómenos climáticos extremos constituirán una amenaza directa para la capacidad de producción agrícola y para las economías locales, señala el reporte del PNUMA.

Es muy probable que la deforestación, la degradación del suelo y la falta de agua, den paso a la concentración de la propiedad, lo que colocará en una situación de desventaja a la mayor parte del sector campesino, que no podrá sobrevivir a esas nuevas condiciones, revela un estudio elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Para enfrentar dichas problemáticas con éxito, los Estados deberán ejecutar paralelamente políticas sobre mitigación y adaptación al cambio climático, así como de seguridad alimentaria, concluye el análisis de la FAO.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.