lunes, 21 de septiembre de 2009

La resurrección de la Hidra

Ingrid Storgen 

Triste el destino de esta América Latina que parece precipitada hacia un abismo tan cruel como los que le precedieron. La recomposición de las hordas fascistas, que si bien nunca estuvieron quietecitas, es evidente que tomaron fuerte impulso ante los nuevos aires que soplan sobre estas tierras que cometieron el peor de los pecados: pretender ser libres de sometimientos, es una realidad que preocupa.

Siete bases gringas se instalan en una Colombia que sangra desde hace décadas, donde el Terrorismo de Estado se enquistó dejando muerte y dolor, cotidianamente, en toda la geografía. Un golpe de estado en Honduras echó por tierra el derecho innegable del pueblo que eligió a su representante. 

Venezuela satanizada, Ecuador demonizado, Bolivia partida en pedazos porque resultó imperdonable que sea electo democráticamente un indígena. Cuba, faro del mundo, continúa iluminando con su ejemplo a los pueblos, en medio de un bloqueo criminal, con la grandeza de quienes “nacieron para vencer y no para ser vencidos”. 

Nicaragua, que se une sin medias tintas al proyecto bolivariano y otros países que si bien siguen danzando como María, una pasito p’alante, un pasito p’atrás, al menos están un poquito arrimaditos. Ojalá pierdan el temor, si la valentía fuera contagiosa, recordando que lo “único que pueden perder son las cadenas” y se arrimen del todo a ese proyecto magno y noble o la historia les pasará por arriba. El FMI y el Banco Mundial, también… 

Cinco patriotas encadenados en cárceles de extrema seguridad en el país de la “democracia”, aunque endeble porque de todas formas su ejemplo trasciende los barrotes y sólo por juicios amañados pueden continuar condenados injustamente, nada más ni nada menos que por prevenir a su pueblo de los ataques de odio que se planificaban desde la cueva de putrefacción más grande que vio la historia, Miami. 

El fascismo avanza, la dignidad les aterra a esos cachivaches intelectualoides que el único ejercicio que practican es el de la genuflexión ante la Hidra que les ordena cuáles serán los pasos a seguir en pos de su proyecto genocida. Es duro de comprender el significado de la dignidad para los indignos, tanto como entender qué significa no aceptar amo para los sometidos. 

Estos días se realizó la Cumbre Fascista en Argentina y varios fueron los “preocupados” voceros reproductores del terror gringo, respecto al atrevimiento “irreverente” del nuevo ALBA que se asoma para iluminar el continente y más allá, porque hasta en la UE están preocupados por este avance imparable de los pueblos. 

A esa maldita Cumbre que denominé Sínodo de Ratas Parlantes –SINRAPA- en medio de exposiciones aplaudidas por los esbirros de Washington, apareció una de las cabezas de la Hidra: el español venido a menos, José María Aznar, repudiado por su propio pueblo pero ahora hurgueteando como antaño hicieran los conquistadores, esta América liberada de su yugo opresor. No podíamos esperar menos de un carroñero. 

Hace rato que en los oídos de la marioneta española soplaron la idea de enfrentar el “populismo” en esta región, tanto rato que hasta manifestó su apoyo al golpe de estado de abril del 2002 en la República Bolivariana de Venezuela. 

El idiota útil durante su mandato al frente de la Internacional Demócrata de Centro de la Democracia Cristiana perdió todo terreno en América Latina. Y cuando hablo de la “democracia” cristiana no puedo sino imaginar al Dios de esta gente cayendo de c… horrorizado porque de demócratas tienen lo mismo que yo de cantante lírica. 

Este cínico que no dudó en apoyar a Bush en su absurda guerra contra Iraq que ha costado tantas vidas y como el amo le pidió más, no dudó en enviar soldados aún contra la opinión del 90 por ciento de sus compatriotas que manifestaron ante el mundo negándose a participar de un genocidio como el perpetrado. 

No obstante, estuvo en Argentina dando cátedra de “democracia”. El señorito está abocado a liderar una cruzada –en eso son expertos los españoles- contra el “populismo” en América Latina y no tengamos dudas que hasta sería capaz de recomendar que mientan para lograr ventajitas políticas, a los líderes de la Organización Democrática Cristiana de América –otra vez su Dios se estrella contra el piso- así como al Consejo Internacional del Trabajador del Muelle. 

Eso sí, no podemos negar que en el arte de mentir el tipo es un campeón, ya vimos como lo hizo cuando el atentado del 11 de Marzo en Madrid, aunque es evidente que a esa gente tan preparada para acciones sucias, si los mandan a espiar tocan timbre… 

Este amiguito de Bush, que sin dudas dio su consentimiento para la realización de vuelos y el establecimiento de cárceles secretas por parte de la CIA en Europa, me juego la vida en esta afirmación –porque sé que no la pierdo- que sí, lo hizo. 

El caricaturesco Aznar, de quien buenas lenguas dijeron que pagó para que el congreso norteamericano le otorgue una medalla, está siendo procesado en su país por la quiebra de la compañía Sintel, que dejó en la calle a miles de sus trabajadores, hoy en el mayor de los desamparos. Toda una joya de la corona. 

Nada de esto mencionó en la SINRAPA, tan preocupado como estaba, el pobre, por el “populismo” en esta región. 

DAN FISK, quien comparte la misma preocupación, no dudó en hacerla pública, pero tampoco habló sobre el estudio realizado por la Century Foundation que fue publicado el 23 de abril y que hacía referencia a que el 70 por ciento de los norteamericanos apoya las medidas de flexibilización del bloqueo a Cuba, así como el mismo porcentaje asegura que tiene derecho a viajar libremente a la isla. 

Uno no puede saber qué cosa sentirá este otro lacayo al observar que mayoritariamente se da como fallida la política reflejada en la ley Helms Burton, de la cual es coautor. Flor de patada en las jícaras le dio su propio pueblo aunque no acuse dolor. Como analista y asesor resultó un fracasado, como hombre ni que decir. 

Fisk no hizo mención ni evaluación acerca de la política que desarrolló la administración Bush hacia América Latina, seguía preocupado, el pobre, por el avance de las nuevas políticas que le causan escozor. Tampoco habló de su conocimiento previo de las incursiones de tropas colombianas, con apoyo de inteligencia gringa y el Mossad, en flagrante violación de soberanía a territorio ecuatoriano, bajo el pretexto de la guerra contra las FARC. 

Cosa grave esa de incursionar a sangre y fuego en un territorio para atacar a una organización de otra tierra vecina. Tan grave como el establecimiento de las siete bases norteamericanas en Colombia, que serán las que reemplacen a la de Manta, expulsada por el heroísmo del presidente Correa. Y más grave aún cuando se sabe, aunque él no lo haya mencionado, que la decisión de esta instalación fue tomada durante la gestión Bush cuando el mismísimo Fisk era el asesor de seguridad para nuestra región. 

Imaginamos que seguridad brindaba este “democrático” energúmeno tan frágil de memoria y tan ágil de perversidad, que omitió hablar de temas tan calientes. 

No faltó la intervención de Álvaro Vargas Llosa, otro “demócrata” que me hace recordar a Goebbels y su famoso “miente, miente que algo queda”, tan democrático el galancito que apoyó al golpe de estado en Honduras, así como manifestó con su cinismo perpetuo que “América Latina se encuentra en un momento en el que debe decidir si pertenecer a la civilización occidental o desengancharse de ella y pertenecer al lugar de la barbarie, y que había que elegir de un lado la libertad y del otro el nepotismo”. 

El peruano, quien desde su lujosa mansión y su abultada cuenta bancaria desconoce la miseria que vive su tierra, utilizó el eufemismo “civilización occidental” que reemplaza al grosero pero real hijoputismo. 

No faltó en ese enganche de colas de las ratas, la neurocirujana Hilda Molina, tampoco estuvo ausente “Tuto” Quiroga, ex presidente boliviano quien llamó al presidente Chávez “petropirata del Caribe”. Sebastián Piñera, empresario y candidato a la presidencia de Chile si el diablo mete la cola en ese pueblo, dijo orgullosamente que “siempre prefirió ser diestro que siniestro”. 

Los “siniestros”, de todos modos, no lo recibiríamos en nuestras filas aptas sólo para hombres y mujeres, a las ratas las combatimos. Ese día fue recibido por la presidente Cristina Fernández, amiga de la familia Molina Quiñones. 

Esta semana se realizará un Congreso Internacional, tan terrorífico como la anterior, acá ya se presentará directamente el mitológico y repugnante Rey de las Ratas cuya foto enviara en una nota anterior pero que hoy no me da el estómago para volver a verla, menos para hacérselas ver a ustedes. 

Se trata de la convocatoria de UNOAMERICA, publicitada por AFAVITA (Asociación Familiares y Amigos de las Víctimas del Terrorismo en Argentina), siglas que para mí sería la identificación para la Asociación de Familiares Atacados por el Virus Tarúpido, pues está compuesta por todos los milicos argentinos que huyeron como ratas cuando un general en estado de ebriedad declaró una guerra contra Inglaterra por la recuperación Malvinas, donde tantos soldaditos fueron masacrados mientras sus jefes se escondían. Sin olvidar que esos mismos milicos fueron los asesinos de 30 mil compañeros así como apropiadores de menores que a su juicio, de llegar a mayores, serían “terroristas” como sus padres. De ese congreso les comentaré en una próxima nota. 

La Hidra resucitó, pero ojo, tengamos en cuenta que la fuerza hercúlea reaparece en esta, Nuestra América, que ya no soporta el aliento repugnante de las bestias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.