jueves, 24 de septiembre de 2009

Rusia: La resolución sobre la “agresión” de la URSS contra Polonia aprobada en Varsovia perjudica las relaciones bilaterales

RIA NOVOSTI

El ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia declaró hoy que la resolución aprobada ayer por el parlamento polaco en la que se condena la "agresión" de la Unión Soviética contra Polonia perjudica gravemente el establecimiento de relaciones bilaterales normales y de buena vecindad.

Según un comunicado difundido por la cancillería rusa, Moscú ha demostrado siempre su disposición de establecer con Polonia relaciones constructivas y mutuamente respetuosas, incluso en asuntos históricos complejos.

"En este sentido sólo queda deplorar que el órgano legislativo máximo de Polonia exponga de forma tendenciosa y con fines políticas determinados temas históricos sensibles que afectan los sentimientos no sólo de los polacos sino también de los rusos ucranianos y bielorrusos", subrayó la nota difundida por la cancillería rusa.

En la resolución aprobada por la Dieta polaca al valorar los acontecimientos relacionado con la URSS y Polonia durante la II Guerra Mundial por primera vez se utiliza la palabra "genocidio". El texto de la declaración se dice que el fusilamiento de oficiales polacos en la localidad de Katyn en 1940, fue "un crimen de guerra" que tuvo "indicios de genocidio".

En los bosques de Katyn fueron ejecutados miles de militares e intelectuales polacos que habían pasado por los campos del Gulag. La Alemania nazi y la URSS se acusaron recíprocamente de esta masacre que trascendió a la luz pública en 1943, cuatro años después de la ocupación de Polonia.

La tragedia de Katyn sigue siendo uno de los temas más espinosos en las relaciones entre Moscú y Varsovia. Recientemente, el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, declaró que en Katyn los soviéticos se vengaron en de la muerte en decenas de miles de soldados rusos prisioneros durante la guerra ruso-polaca de 1919-1920.

Según versiones históricas, hasta 90 mil soldados soviéticos, de un total entre 100 y 160 mil capturados en aquel período, murieron a causa de las condiciones insoportables en campos de concentración polacos, y que la gran mayoría fueron fusilados.

La declaración aprobada por los diputados polacos también condenó la ofensiva emprendida el 17 de septiembre de 1939 por el Ejército Rojo para invadir territorios en el oriente de Ucrania y Bielorrusia que entre la primera y segunda guerra mundial fueron cedidos a Polonia.

"La invasión del Ejército Rojo abrió otra página trágica en la historia de Polonia y de toda la Europa del Centro y Oriental", subrayó la declaración polaca.

En efecto, las tropas soviéticas entraron en Polonia el 17 de septiembre de 1939 para recuperar los territorios de Ucrania Occidental y Bielorrusia Occidental que Varsovia controlaba después del conflicto bélico con la Rusia bolchevique en 1919-1921. En 1945, el Gobierno polaco firmó con la URSS un tratado que ratificaba las fronteras resultantes de la Segunda Guerra Mundial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.