lunes, 21 de septiembre de 2009

Rusia y Estados Unidos inician en Ginebra una nueva ronda de consultas sobre desarme nuclear

RIA NOVOSTI

Rusia y EEUU inician hoy en Ginebra otra ronda de las conversaciones sobre la limitación de armas nucleares estratégicas, informaron fuentes del Ministerio ruso de Exteriores.

Al frente de la delegación rusa en las conversaciones sobre la elaboración de un nuevo Tratado de Reducción de los Arsenales Estratégicos Nucleares (START), que se prolongarán una semana, está el director del departamento de Desarme y Seguridad, Anatoli Antonov, mientras encabeza el equipo negociador estadounidense la asesora de la secretaria de Estado, Rose Gottemoeller.

Las consultas se celebrarán a puerta cerrada.

Según los expertos, en esa ronda de las consultas las partes pueden comenzar la discusión de las cláusulas concretas del futuro tratado.

Los analistas rusos llegaron a la conclusión compartida de que en las conversaciones pueden registrarse unos avances sustanciales después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, decidiera aplazar el despliegue de escudo antimisiles en Europa del Este.

La parte rusa planea celebrar con la delegación estadounidense cuatro o cinco rondas de las consultas sobre desarme nuclear hasta diciembre próximo.

Los presidentes de Rusia y de EEUU, Dmitri Medvédev y Barack Obama, en el encuentro sostenido en Londres el pasado mes de abril acordaron preparar un nuevo tratado para sustituir el START-1 y avanzar en el proceso de la distensión nuclear.

Medvédev declaró el mismo mes que el nuevo Tratado START debe limitar tanto las cabezas nucleares como los vectores (misiles balísticos intercontinentales, misiles balísticos lanzados desde submarinos y bombarderos pesados). El presidente ruso insistió en incluir en el nuevo documento la cláusula que prohiba instalar armas estratégicas fuera del territorio nacional de las partes contratantes.

En junio pasado Medvédev manifestó que el Kremlin está a favor de una reducción "eficaz y verificable" del armamento nuclear estratégico que actualmente poseen Rusia y EEUU.

Durante la visita que Obama hizo a Rusia los días 6 y 7 de julio fue firmado el acuerdo marco de reducción de las armas nucleares estratégicas. Las partes convinieron en reducir las cargas nucleares hasta los niveles entre 1.500 y 1.675 unidades para cada país, y los vectores, hasta 500-1.000 unidades para cada bando.

Medvédev y Obama, en conversación telefónica del 5 de agosto pasado, reafirmaron los planes de preparar el nuevo tratado de desarme nuclear antes de diciembre de 2009 y acordaron encomendar a los expertos acelerar el trabajo en el documento.

Firmado en 1991, y vigente hasta el 5 de diciembre de 2009, el tratado START-1 obligó a Moscú y Washington reducir sus ojivas nucleares a 6.000 unidades para cada bando.

Posteriormente, en 2002, Rusia y Estados Unidos firmaron en Moscú el Tratado de Reducción de los Potenciales Estratégicos Ofensivos que estableció una reducción a los niveles entre 1.700 y 2.200 ojivas nucleares.

Según las últimas estimaciones, para 2009 Rusia cuenta con 3.909 ojivas nucleares y 814 portadores, mientras que EEUU posee 5.576 ojivas y 1.198 portadores.

En lo que respecta al nuevo tratado de desarme nuclear estratégico propuesto por Medvédev y Obama, hasta la fecha, delegaciones de Rusia y EEUU han realizado varias rondas de conversaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.